De que se trata María, de que hablas David.


 

Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y Morena, han decidido hacer suyo el tema de la seguridad en Hermosillo.

 

Los dos primeros con sendas conferencias de prensa, y el tercero, como es costumbre, con comunicados que publica en Facebook.

 

Morena tiene la ventaja de no gobernar nada en Sonora. No hay un solo municipio con el que se le pueda exigir congruencia sobre ese mismo tema. De eso se valen.

 

Pero Acción Nacional y Movimiento Ciudadano sí.

 

La misma inseguridad con la que se desgarran las vestiduras en Hermosillo, se vive en Puerto Peñasco, Nogales, SLRC, Naco y Agua Prieta. También en Guaymas y Navojoa.

 

Pero de las poblaciones que gobiernan no hablan.

 

Dicen, los panistas, que también levantarán censos en ellos, que también recorrerán sus calles, y que también darán los resultados en corto plazo.

 

Pero no dicen para cuándo.

 

Lo qué si es cierto, es que en esas poblaciones que se mencionan también hay incidencia delictiva. Robos, secuestros, asaltos y demás hechos delictivos se registran periódicamente.

 

Pero de eso los panistas no hablan.

 

¿Será porque ahí no usan machetes? Sabe.

 

Pero, que dice usted de Plutarco Elías Calles, mejor conocido como Sonoyta.

 

Ahí, en ese apartado puerto que hace frontera con una gasolinera y un centro comercial en Lukeville Arizona, las cosas están peores.

 

Sonoyta está secuestrado por el narco, los traficantes de indocumentados, y por los grupos de sicarios que, a diario, se cobran afrentas contra la ciudadanía.

 

Es tan grave el tema de seguridad en Sonoyta, que el exilio a otras partes del estado, o a Estados Unidos por parte de sus pobladores, es un fenómeno del que nadie habla.

 

Los sicarios, los gavilleros, y demás ranfla de delincuentes roban, a la luz del día, las casas y los ranchos, y obligan a las familias propietarias a salir con lo que alcancen a llevar a cuestas.

 

Pero de eso, Movimiento Ciudadano no habla.

 

Y es que debe saber usted, que Sonoyta está gobernado por ellos, los de este partido naranja.

 

¿De qué se trata entonces?

 

Podría usted pensar que, a juzgar por las actuaciones, se trata de ver la paja en el ojo ajeno, disimulando la viga en el propio.

 

Pero no. No es ese el fin.

 

Quedó muy claro con la marcha por la seguridad, o por la paz, convocada por los mismos de siempre, atendida por los mismos 100 de siempre, y festejada por la misma docena de militantes partidistas de siempre.

 

-          Fuera el maloro, fuera el maloro – gritaban mientras toreaban el tráfico por el bulevar Encinas, en la capital sonorense.

 

De eso se trata. Grilla política. Pelear espacios electorales. Intentar, inútilmente, de disminuir la imagen del alcalde.

 

Tiene el PAN que hacerlo. De eso depende recuperar el Ayuntamiento hermosillense en el 2018.

 

Tiene Movimiento Ciudadano que hacerlo. De eso depende competir codo a codo con AN en contra del PRI.

 

Y tiene Morena que hacerlo, porque de eso depende ganar lo que se pueda en Hermosillo. Dicen que puedan conquistar diputaciones locales y hasta la misma alcaldía. Por eso el esfuerzo de la campaña negra adelantada.

 

Pero el hermosillense no es ignorante. Está notando que la delincuencia en la capital de Sonora es atípica.

 

Y aquí, a colación un hecho importante:

 

Por treinta días, y así lo dijeron en el PAN estatal, un grupo indeterminado de brigadistas recorrió las 80 más conflictivas colonias de Hermosillo. No dijeron cuales, pero eso no importa.

 

Lo destacable es que, aun siendo extraños por esas calles, ni un solo machetero los atacó. Ni un solo vehículo fue violentado. No hubo, pues, nada que lamentar.

 

Qué bueno, pero qué curioso ¿verdad?

 

Será entonces que esas 80 peligrosas colonias, ¿no lo son tanto?

O lo son a veces, y a veces no. Depende de quién camine por ellas. Sabe.

 

Pero bueno, el caso es que, de los tres partidos de oposición, solo Morena podría, bajo reservas, señalar con índice de fuego la inseguridad en Hermosillo.

 

Pero, desafortunadamente, las huestes que utiliza para enfatizar la protesta ciudadana en ese sentido, son violentos, agresivos. Eso también es inseguridad, al menos, para quienes no piensan como ellos, y que terminan siendo tratados como enemigos.

 

De Acción Nacional y de Movimiento Ciudadano si hay mucho que pensar.

 

No pueden hablar de ese tema, cuando lo vienen arrastrando en sus municipios.

 

-          No se debe partidizar la seguridad – dicen azules y naranjas.

-          Se debe hablar de inseguridad, no de elecciones – repiten.

-          Tenemos datos que nos avalan – sentencian.

 

Pero bajan la mirada cuando se les pregunta por sus propios esqueletos en el closet.

 

Pero luego, levantando el tapete para ahí esconder la basura, reviran que, de inseguridad, solo en Hermosillo se puede hablar.

 

Mientras tanto, en Nogales el narco sigue apoderado de sus calles, con protección directa de su comandancia municipal.

 

Mientras tanto, en Sonoyta, las familias siguen exiliándose con la delincuencia picándoles las espaldas con el cañón de sus armas.

 

@mensajero34 elmensajero.mx

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *