Por la buena política

Este jueves la 61 Legislatura del Estado de Sonora dará a luz un excelente producto que garantizará procesos electorales más cortos, más baratos, equitativos y pacíficos, para poner a esta entidad a la vanguardia nacional en esa materia.

Mucha chamba tienen los diputados que sesionarán en período extraordinario a partir de las once y media de la mañana, previéndose un largo debate en torno a la innovadora propuesta de la gobernadora Claudia Pavlovich, toda vez que algunos de sus puntos provocaron escozor entre la representación del PAN.

Dicha iniciativa ya pasó la aduana de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, instancia donde se aprobó por unanimidad con el voto incluso del PAN, aunque hicieron algunas reservas que habrán de plantear en el pleno con el fin de procurar modificaciones.

Tenemos la impresión que salvo algunas cuestiones de forma y algún detallito sembrado por ahí para satisfacer egos pitufos, la propuesta de la gobernadora pasará sin tocar aro, para ahora sí los ciudadanos sonorenses seamos testigos y participemos en un proceso electoral en el que se respete al adversario y a la gente.

En lugar de meses de disputa, los tiempos de campaña se acortarán a la mitad prácticamente en todos los casos sea en elecciones municipales como de diputados locales; no habrá contaminación visual al prohibirse espectaculares, pendones y publicidad política en bardas y otras estructuras del equipamiento urbano.

Claudia Pavlovich

Las mujeres dispondrán del 50 por ciento de las candidaturas de todos los partidos y muy importante, destierran de plano las campañas negras entre partidos y candidatos, así como la violencia de género en contra de la representación femenina que compita en estos comicios ya casi encima.

Mucho habrán de cambiar las cosas al entrar en vigor esa nueva normatividad, ya que si bien con el paso de los años los tiempos de precampañas y campañas se han ido acortando y reglamentando, faltaba una decisión política como esta para evitar el desgaste social e incluso de partidos y candidatos, víctimas de un activismo que parecía eterno con cargo a los recursos del gobierno.

Antes no se le llamaba precampaña, pero en el caso de Rodolfo Félix Valdés las hostilidades iniciaron desde noviembre de 1984 y concluyeron el primer domingo de julio del año siguiente, aunque su principal adversario, nuestro amigo ya fallecido Adalberto Rosas López, hizo tres años de campaña.

En muchos de sus aspectos, esta propuesta de nueva Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Sonora tiene aroma de mujer y es producto de la ingrata experiencia que vivió la entonces candidata a la gubernatura, a quien lo más sórdido del PAN pretendió derrotar con estrategias rastreras e infamantes.

Gildardo Real

Pues en el próximo proceso electoral, los tradicionales hampones expertos en campañas negras tendrán muy poco tiempo para desplegar sus mañas y eso sin duda, también bajará sustancialmente los costos, con un fuerte impacto a la retorcida creatividad, de por ejemplo, Gildardo Real, de los expertos panistas en el desprestigio de adversarios, pero que en la pasada elección no pudo hacer nada frente a la sólida consistencia moral de la ahora gobernadora de Sonora.

Dice bien la diputada Flor Ayala Robles Linares, ya que sin mensajes incitadores de odio y violencia; sin basura electoral como pintas en bardas, pendones y espectaculares, asó como tiempos limitados de proselitismo, quienes busquen el voto popular deberán ir a talonearlo en donde vive la gente, en las colonias y barrios y sin gastar mucho.

Y es que en términos generales, unánime diríamos, la propuesta cayó en terreno fértil con opiniones muy favorables de propios y extraños, por lo que en el Congreso del Estado se deberá votar en consecuencia, así como quiere la gente.

El orden del día a desahogar este jueves luce muy abultado, ya que además incluye un puntito de acuerdo, el de cajón, para que se exhorte a corporaciones policiacas a que sin excusas atiendan denuncias de violencia en contra de mujeres, así como un par de decretos que modifican la ley de ingresos de los ayuntamientos de Magdalena y Navojoa.

Flor Ayala

También está el relativo a la reglamentación para que por ley el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos cumpla en materia de rendición de cuentas cada año, medida indispensable frente a las omisiones del repelente ombudsman actual, Raúl Arturo Ramírez.

Pues el recién casado Emeterio Ochoa Bazúa, presidente de la Diputación Permanente se mantendrá muy ocupado, porque lo más lógico es que sea quien reciba a la representación de comunicadores de Hermosillo, que acudirán el viernes por la mañana para entregar un posicionamiento frente a los cada vez más frecuentes asesinatos de periodistas en este país.

De destacar que en la sesión de la Permanente donde se acordó emitir la convocatoria para la sesión extraordinaria, el diputado del Movimiento Ciudadano, Carlos Alberto León García, se sumó a la campaña de criminalización y desprestigio en contra de los machetes, instrumento de trabajo que en estos tiempos de ansiedades cibernéticas, es estigmatizado como arma protagonista de la mayoría de los delitos que se cometen en Hermosillo.

De instrumento indispensable para a poda de árboles, limpia de arbustos medianos, para hacer estacas y hasta para cortar leña o preparar cocos, ahora el machete, por obra y gracia de las redes sociales y algunas cabinas de radio, ha sido convertido arma mortal y por eso el diputado Charly propuso reformas y adiciones al Código Penal para el Estado de Sonora.

Carlos León

Propone que se prohíba la venta de machetes, cuchillos y navajas y que quienes las porten y pongan en peligro la vida y el patrimonio de personas, se les aplique prisión de un mes a un año y de cuarenta a doscientos cincuenta días multa.

La verdad es que los ánimos están muy caldeados en contra del machete, especie de banderola que se ondea insistentemente en el marco de una dinámica de artificiosa y creciente crispación social por quienes aseguran que en Hermosillo azota la delincuencia “sin que las autoridades hagan nada”.

Lo cierto es que el machete no es el instrumento común utilizado por delincuentes, ya que de acuerdo a los 393 reportes de personas con lesiones de arma blanca, en los últimos seis meses solo en 11 casos se identifica al machete como arma utilizada, según registros de la Policía Municipal.

Ni modo y malo para quienes consideramos al machete como un instrumento de trabajo versátil, fácil de operar y manejar, muy útil en tareas del campo y cuyo uso para defensa o agresión es de circunstancias y ha sido opción a lo largo de toda la historia, solo que ahora hay redes sociales que son usadas como instrumento para promover la histeria, y lo que son las cosas, los malandros que antes no lo tenían como eventual arma para cometer sus fechorías, ahora tienden a atender esa moda.

Héctor Ortiz Ciscomani

Como si la realidad no fuera más que suficiente, es evidente la promoción y distribución de mensajes por parte de reconocidos militantes del PAN, con la consabida réplica de sus trolles, para general incertidumbre y miedo entre los hermosillenses, estrategia que debería obligar a las instituciones del Estado a estructurar mejores mecanismos de comunicación hacia la sociedad para que esas engañifas no surtan efecto.

Y precisamente en las redes sociales nos enteramos que el Juez Segundo de Distrito dictó auto de formal prisión en contra del ratero extitular de la Sagarhpa Sonora, Héctor Ortiz Ciscomani, quedándonos solo la duda sobre la certeza de dicha información o si sólo son buenos deseos ante un sujeto que con toda rusticidad, de forma transparente y desvergonzada, aprovechó su posición y millonarios presupuestos para incrementar su riqueza.

Lo que sí está confirmado es que varios exfuncionarios de la Secretaría de Hacienda han acudido a juzgados a tramitar amparos, seguramente temerosos de que Valentín Castillo Garzón suelte la sopa, en tanto que de acuerdo a reportes del reportero judicial más eficiente de la comarca, Ricardo Margain, avisa que recurrieron a esa mañosa protección el exdirector de la Comisión Estatal del Agua, Enrique Martínez Preciado, Gerardo Andere, precisamente allegado a Castillo Garzón, y José Dagnino Acuña, cuñado del inquilino del Reclusorio Oriente en la Ciudad de México.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *