Quieren maestros de Unison cobrar jubilación y trabajar por honorarios


La Universidad de Sonora siempre ha sido una instancia autónoma a los intereses de los gobiernos y a las diferentes formas del Poder…

Pero a través del tiempo se ha convertido en una institución muy dependiente de sus ex Rectores, quienes siempre han manipulado muchas de las acciones, programas y voluntades que alberga el edificio principal construido en 1942.

Ahora que se acerca el período de Enrique Velázquez como nuevo titular del Alma Mater Estatal, tal parece que independientemente de la amistad y el agradecimiento que le guarda a Heriberto Grijalva Monteverde, pretende hacer las cosas a su manera.

Con una nueva forma de actuar y sobre todo con la gente que él considera de su confianza.

Desde que se confirmó su nombramiento por parte de la Junta Universitaria -a principios de este año-, algunos de sus compañeros empezaron a planear de qué manera podrían beneficiarse más durante el reinado del grupo de “Los Químicos”.

Algunos maestros y empleados administrativos que ya tienen tiempo sacándole jugo al organigrama de la Rectoría, han hecho sumados esfuerzos para seguir siendo tomados en cuenta por el también futbolista amateur.

Sin embargo hasta el cierre de esta columna -el miércoles por la tarde-, Velázquez Contreras solo había anunciado dos nombramientos en las personas de Guadalupe García de León Peñúñuri, como nueva secretaria general académica (puesto que él tenía); y Rosa María Montesinos, en su calidad de secretaria general administrativa.

Una vez que asuma su nuevo puesto (al que me dicen ya confirmó su presencia la gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich Arellano), resulta obvio que nombrará al resto de su equipo de trabajo. Y entre esas distinciones se menciona a Nancy Larios como virtual directora de Recursos Humanos, aunque su perfil sea más sindicalista que patrono.

El maestro Armando Nieblas Picos, es otro de los sonantes al equipo cercano de Velázquez Contreras; así como Antonio García que sigue moviéndose en dos opciones.

Pero de todo esto que está sucediendo en la Universidad de Sonora -previo a los cambios programados para este viernes, reitero-, hay algo que no solamente preocupa a nuevo Rector, sino que lo molesta mucho:

Maestros y personal administrativo que ya tienen muchos años trabajando en la Unison (y que son amigos de él), pretenden jubilarse y ser recontratados…

¡Pero por honorarios!

Esto con el fin de ganar el doble o incluso mucho más.

Me han dicho, por ejemplo, que un sueldo de maestro de tiempo completo podría andar entre los 40 mil y 50 mil pesos mensuales.

Y si a esto le agregamos 70 mil u 80 mil pesos por otra responsabilidad como funcionario en Rectoría, seguramente rebasarán los 100 mil pesos mensuales.

Uno de esos ejemplos, me dicen, es María Magdalena González Agramón (la popular “Magaly”), que en el período de Heriberto Grijalva Monteverde se ha hecho acompañar por sus colaboradores Julio Alfonso Moreno Alegría, Rosa Elena Cruz Federico y René Alonso Meléndez Fernández, quienes a partir de este viernes esperan seguir en los planes del nuevo Rector.

Ahora que Grijalva Monteverde anunció que le gustaría regresar a dar clases a las aulas del Campus Universitario (a cambio de su sueldo de maestro de tiempo completo, por supuesto), no sabemos si ya en su calidad de ex Rector recibirá también su pensión vitalicia de la que ya gozan al menos dos de sus antecesores.

De acuerdo a la información que me facilitaron hace algunos años, tanto Jorge Luis Ibarra Mendívil como Pedro Ortega Romero, iniciaron su retiro recibiendo una pensión vitalicia de 40 mil pesos mensuales cada uno.

Y creemos que a estas alturas, esa cantidad ya fue superada.

Pero de esto y más, averiguaremos para comentarle en el transcurso de estos días.

000000000000000000000000000000000000000000

El doctor Eduardo Torres Inguanzo, director del Hospital General del Estado (HGE), adelantó que en breve se hará el anuncio oficial de la construcción de un nuevo hospital que le brindará atención médica a toda la población abierta que en su mayor parte es del casco urbano de esta ciudad, Zona Rural Oriente, Costa de Hermosillo y Bahía de Kino.

Después de un siglo de haberse inaugurado el entonces conocido como Hospital Civil, por fin una autoridad estatal se apiadó de las clases más populares para darle solución a las grandes aglomeraciones de personas enfermas que requieren mejorar su salud.

Los que por alguna razón médica (propia o de algún familiar) hemos utilizado los servicios del Hospital General del Estado, nos hemos dado cuenta de la gran atención por parte del personal que allí labora.

Sin embargo debemos reconocer que las instalaciones internas ya son insuficientes y poco prácticas.

No se digan los accesos para llegar en automóvil propio, taxi o simplemente en camión urbano.

De concretarse este proyecto, sería uno de los más grandes aciertos en la Administración Estatal de la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano, y del secretario de Salud, Gilberto Ungson Beltrán.

000000000000000000000000000000000000000000

Ya que estamos con la Secretaría de Salud, vaya sorpresa que nos provocó que para este miércoles 14 de junio no se haya organizado nada -en Sonora- para conmemorar el Día Mundial de la Donación de Sangre.

De igual forma, las mismas autoridades de Salud tampoco dijeron nada sobre las medidas preventivas para mitigar la ola de calor que anunció la Unidad Estatal de Protección Civil; situación en la que también debió hacer al menos un pronunciamiento la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) a cargo de Ernesto De Lucas Hopkins.

¿Se les pasaría de noche?

Quién sabe.

Lo más seguro es que, en estos días, se dé a conocer algo.

Seguimos el viernes.

Facebook Eugenio Madero Samaniego

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *