Exigen yaquis “millonada” por gasoducto

En el conflicto del gasoducto en Loma de Bácum donde los yaquis se oponen al paso de la tubería, ya salió el peine, al trascender que el problema no es por cuestiones de seguridad de la etnia sino por la exigencia de una millonada por reevaluar la propiedad y por daños a la flora y fauna.
El conflicto yaqui focalizado en uno solo de los ocho pueblos, se le está complicando al gobierno federal, al participar personajes o grupos externos como asesores de la etnia quienes en lugar de solucionar el problema lo enredan más.
De no se sabe dónde ni cómo llegó a meterse en el conflicto Alfredo Rojas Durán, de la fantasmal agrupación Fundación Unidos por la Paz y Medio Ambiente, para denunciar que la empresa Gasoducto de Agua Prieta colocó la tubería de manera ilegal en territorio yaqui, y hasta propuso (al igual que el Comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, Martínez Veloz) realizar una consulta a la etnia de cuando menos dos meses, lo cual retrasaría aún más el traslado del gas natural al Parque Industrial de Ciudad Obregón y abastecer a la CFE en el sur para abaratar costos de producción.
Por lo pronto, las negociaciones siguen por parte del delegado de la Secretaría de Gobernación Wenceslao Cota Montoya, el enviado de la Segob, Jaime Martínez Veloz, y representantes del gobierno estatal como el Potrillo Pompa Corella y Alberto Flores Chong de la UEPC, con liderazgos de Loma de Bácum para buscar una salida negociada al problema, resolver el problema de seguridad que representa el daño a la tubería y sobre todo que no vuelva a estallar la violencia.
Trascendió que en las primeras negociaciones, los representantes de Loma de Bácum propusieron desviar el gasoducto por Empalme, San Ignacio Río Muerto y la Calle 300 para que el gas natural llegue al Parque Industrial de Ciudad Obregón, para sacarle la vuelta al territorio yaqui, lo cual es improcedente por el alto costo que representa para la empresa y ampliaría el tiempo de construcción.
Otra propuesta yaqui que al parecer es el meollo del asunto, es reevaluar el precio de la propiedad indígena por donde cruza el gasoducto, y hay voces yaquis que demandan el pago de tres millones de dólares por metro lineal por concepto de reparación del daño por afectación de la tierra, flora y la fauna ya que argumentan que la tubería pasa por una reserva ecológica protegida. Y respetar los usos y costumbres de la Tribu Yaqui.
Tanto la empresa como los representantes del gobierno estatal y federal, insisten en la necesidad urgente de la reparación total de la tubería del gasoducto dañada por los yaquis de Loma de Bácum al trata de extraerla, lo cual pone en riesgo de una explosión a los habitantes que se encuentren a 1.5 kilómetros a la redonda. 
Dicen los que saben que el gasoducto ya está en operación transportando gas natural al sur de Sonora, por lo que la propuesta de integrar una Comisión de Consulta es para ampliar el tiempo de las negociaciones a fin de buscar un acuerdo entre las partes, sobre todo económico, que ponga fin al problema en territorio yaqui.
MUNICIPIOS ENDEDUDADOS HASTA LAS CACHAS
Aún falta más de un año para que termine el mandato de los alcaldes de Sonora, y ya se anticipa el problemón que le heredarán a los próximos gobiernos municipales o a ellos mismos si se reeligen al detectar el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados (CEFP), un sobreendeudamiento en Hermosillo, Cajeme, Guaymas, Nogales y Puerto Peñasco, los cuales aparecen en la lista de los 25 más endeudados del País.
El reporte del CEFP indica que Cajeme, Hermosillo y Nogales concentran en total una deuda de 2 mil 797 millones de pesos al primer trimestre de este año. Pero lo peor es que Nogales tiene comprometido el destino del 48.3 por ciento de sus ingresos al pago del servicio de la deuda contraída, mientras que Hermosillo tiene comprometido el 38.8 por ciento de sus ingresos según el indicador financiero.
Para el alcalde de Hermosillo Maloro Acosta, la capital sonorense está en quiebra financiera por la irresponsabilidad de las administraciones anteriores de Javier Gándara y López Caballero quienes le heredaron una deuda de mil 700 millones de pesos. 
El Maloro asegura que los ingresos del Ayuntamiento no alcanzan ni para pagar el gasto operativo, porque Hermosillo se encuentra entre los municipios más endeudados del País.
Ese reporte financiero del CEFP revela la grave situación financiera que atraviesa el Ayuntamiento de Hermosillo, pero a pesar de ello se sigue haciendo obra por apoyo de la gobernadora Pavlovich, por gestiones de recursos ante la federación, y utilizando la ingeniería financiera para modernizar la ciudad como lo fue la alianza público privada para transformar el servicio de alumbrado público, y los acuerdos con empresarios para que apoyen el desarrollo de la capital sonorense. 
Lo que queda claro, es que es inadmisible la contratación de nuevas deudas que sigan hipotecando el futuro de nuestros hijos, aunque entre lo malo lo bueno es que ya los ingresos futuros están comprometidos por lo que ya no hay nada que endeudar, por lo que al alcalde de Hermosillo ya no le fían ni en Coppel ni en la tiendita de la esquina.
Pero a pesar de la quiebra financiera del Ayuntamiento de Hermosillo, el alcalde Maloro Acosta aclara que la capital sonorense tiene buena capacidad crediticia al estar avalada por las calificadoras internacionales, lo cual habla del buen manejo de las finanzas municipales por parte de la administración malorista que saca fuerzas de flaqueza. 
SUILO ES EL NUEVO COMISARIO DE SEGURIDAD MUNICIPAL
Fue sorpresiva la renuncia del secretario del Ayuntamiento de Hermosillo Jorge Andrés Suilo Orozco y más sorpresivo fue su designación como secretario de Seguridad Pública Municipal.
Suilo Orozco ha sido delegado del Registro Agrario Nacional y de la Semarnat, y secretario del Ayuntamiento con el Maloro por lo cual como vemos no tiene carrera policiaca, pero tiene un retorcido colmillo político y todas las confianzas del alcalde para darle una nueva visión al trabajo policiaco que ha sido el dolor de cabeza de esta administración y la de todas en la entidad y el país.
El Maloro está enviando a su hombre de confianza a tomar las riendas de la seguridad pública municipal para la recta final de su mandato, para aplicar la ley con mano dura no solo a los delincuentes sino también en los cuerpos policiacos, más temibles a veces los agentes que los propios ladrones.
Por el lado del secretario de seguridad pública Fernando Pérez Beltrán, es un policía de carrera que fue designado por el Maloro apenas en Noviembre pasado, siendo el mismo jefe policíaco que advirtió su renuncia inmediata si fallaba en su encomienda de abatir la delincuencia, pero a la vez el alcalde señaló en esa ocasión que Hermosillo requería resultados inmediatos y palpables y que nadie tenía el puesto comprado. 
Durante la gestión de Pérez Beltrán hubo avances importantes en la lucha y estrategias contra la delincuencia, pero los hermosillenses exigen más trabajo contra los robos a casas, carros y comercios, asaltos y contra los macheteros que azotan algunas colonias.
Por lo anterior, el Maloro manda a uno de sus mejores hombres, de su plena confianza, su brazo derecho, a Suilo Orozco, para enfrentar a la delincuencia con una nueva estrategia de mano dura, y programas preventivos en las colonias en coordinación con los tres niveles de gobierno para garantizar un Hermosillo Seguro. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *