Barbarie impredecible

No somos asiduos al abordaje de la nota roja en este espacio de pretendido contenido político, pero lo ocurrido en Ciudad Obregón el pasado miércoles nos motiva para un comentario de extrañeza sobre un evento cada vez más frecuente: la ausencia de respeto a un código no escrito en cualquier actividad: no meter a la familia en los diferendos.

Masacrar a joven mujer y a dos de sus hijos es un acto de barbarie que conmueve y crispa, independientemente a versiones que ubiquen a las víctimas como relacionadas con personaje de altos vuelos en ese eufemísticamente llamado crimen organizado, y bien por el Fiscal General de Justicia del Estado, Rodolfo Montes de Oca al advertir que irá con todo para dar con los responsables.

No tenemos la menor idea de cómo se mueven los hilos de la criminalidad y mucho menos cuando se trata de acciones de los llamados delitos de alto impacto, pero estamos convencidos que éstos y también los de bajo impacto, resultan impredecibles para las autoridades y por eso resulta inexplicable que por ejemplo haya quienes responsabilicen al mismo alcalde Faustino Félix Chávez de ese hecho.

Así ocurre también cuando arremeten en contra el de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta, como si bandas de delincuentes enfrentadas entre sí por disputas territoriales y de mercado o simples rateros, avisaran que van a cometer tal o cual tropelía.

Rodolfo Montes de Oca

Para enfrentar lo impredecible del fenómeno delicuencial, en el caso de delitos de “bajo impacto”, como robo a personas, vehículos, casa habitación y así, para eso se diseñan estrategias como las que desplegadas a través del Cuadrante Seguro, campañas de prevención y la incorporación de la cooperación ciudadana, tal como ocurre en las principales urbes de la entidad.

En el caso de los delitos de alto impacto, lo impredecible sólo se puede combatir con inteligencia policial por un lado, y por el otro, aplicación con todo vigor de la fuerza del Estado en caso de haber la oportunidad, como es el caso del compromiso del Fiscal General del Estado, que en el caso del factor de inteligencia, desde luego que tiene sus asegunes, porque tampoco los sicarios son dados a informar de sus fechorías por cometer.

Desde esa perspectiva se nos figuran excesos el arremeter en contra de autoridades municipales, en este caso la de Cajeme, cuando todos los diagnósticos señalan que se trata de delitos de orden federal, los cuales dicho sea de paso, no han amainado a pesar de un operativo conjunto entre fuerzas del estado, federales y de la milicia desde hace semanas.

Faustino Félix Chávez

Como sea, ante hechos consumados, una efectiva indagatoria y drástica respuesta del Estado contra los perpetradores, podría ser antídoto para que al menos esos feroces adversarios busquen otras arenas para dirimir sus diferencias.

Miren, de acuerdo a cifras sin maquillar dadas a conocer por el Secretario de Seguridad Pública, Adolfo García Morales, tanto en Cajeme como en Hermosillo, se han reducido sustancialmente los robos a comercio, casa-habitación, a personas y vehículos, mediante estrategias conjuntas de autoridades municipales y estatales, así como con la participación ciudadana.

El problema es con los delitos de orden federal, ya que los resultados han sido insuficientes a pesar del trabajo coordinado en proceso en el Sur de Sonora, requiriéndose mayor personal de la Gendarmería Nacional, así como una labor más efectiva en el área de inteligencia criminal.

En ese tenor reza el exhorto de los diputados locales representativos de Ciudad Obregón, Omar Guillén, Rafael Buelna, Emeterio Ochoa, Kiky Díaz Brown y Brenda Jaime, para que el Gobierno Federal sume mayores esfuerzos en apoyo al Estado y al Municipio en favor de la seguridad de los cajemenses y hagan su parte para dar con los autores de triple homicidio del miércoles.

Adolfo García Morales

Este jueves hubo sesión extraordinaria de la 61 Legislatura de Sonora y entre los asuntos tramitados, destaca la conclusión al cien por ciento del marco normativo del Sistema Estatal Anticorrupción, al aprobarse la Ley de Responsabilidades Administrativas, con lo cual hace la tarea el chambeador diputado amigo de este espacio, David Palafox Celaya.

Bueno, falta el nombramiento de la quinteta de integrantes del Comité de Participación Ciudadana, pero ese asunto está en la cancha de la comisión seleccionadora, que tenemos entendido ya presenta buenos avances como para sacar ese compromiso a más tardar el próximo primero de agosto, de acuerdo a los plazos que fijó el mismo pleno legislativo, con el fin de fomentar la participación e inclusión del mayor número de ciudadanos que aspiren a ser parte de ese órgano colegiado.

Mientras tanto, todo quedó en un mero borlote alimentado por ociosos, porque a fin de cuentas la Carpa de los Horrores no pudo cumplir con elementales condiciones de seguridad para presentar su espectáculo y desde este jueves ya desmantelan sus precarios equipos para irse a buscar por otro lado.

Y se van luego de pagar una multa de 75 mil pesos por ofrecer una función sin mediar autorización oficial y luego de resentir los efectos de la tormenta veraniega del pasado domingo, cuando buena parte de sus instalaciones resultó inundada y el viento echó abajo lonas y estructuras.

David Palafox

Por lo demás, está buena la campaña que se resume en “Buenas Noticias” para los hermosillenses que a diario reciben del alcalde, el popular Maloro, pues, particularmente en el rubro de la pavimentación, repavimentación y trabajos de bacheo, trabajo nunca visto en la historia de Hermosillo y que ya ameritaba luego de años de padecer vialidades cacarizas.

Fácil olvidar cómo estaban por ejemplo la ya casi terminada General Piña, la Guadalupe Victoria, la Reyes, el García Morales, la Veracruz, la Nayarit, la Rosales, la Olivares, la reforma, la Monteverde, la López del Castillo, que ahora lucen renovadas y en proceso de marcarles rayitas antes que se pongan histéricos los panistas, particularmente el güerito Nieves.

Y el trabajo sigue con diversos frentes abiertos, que en poco tiempo habrá mejor movilidad vehicular en la colonia Heberto Castillo, así como en el céntrico sector de la calle Revolución, hechos irrefutables a la vista de todos.

En lo que se refiere al tema de la nueva tarifa que se cocina para el transporte urbano, no faltan quienes incurren en el dislate de creer y divulgar que el subsidio de 180 millones de pesos al año es para los concesionarios, cuando se trata simplemente de recursos con que el gobierno estatal cubrirá los costos que no pagan estudiantes, adultos mayores y personas con discapacidad.

En efecto, para lo que unos resulta obvio, para otros no lo es tanto, a pesar de que durante el sexenio de Guillermo Padrés, ese fue uno de los principales diferendos con los concesionarios luego de que siempre hubiera cuentas mochas y la mayor parte de los subsidios fueran con cargo a los prestadores del servicio, tema que fue crítico en Hermosillo.

Yeidckol Polevnsky

Como sea, en ese asunto tan peliagudo el agua tiende a tomar su nivel luego de la intermediación de la gobernadora Claudia Pavlovich y que los integrantes del comité ciudadano del transporte hicieran suya la propuesta de que el incremento fuera de nueve pesos y no de 11.50 ni 13 pesos.

Y arrecia la parafernalia y socialización mediática para promover el evento que tendrá el sábado en Hermosillo el dirigente nacional de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, quien como se sabe, despliega intensa campaña nacional con el fin de seducir a representantes del sector empresarial.

Precisamente este jueves hubo conferencia de prensa presidida por la segunda de a bordo de ese partido político, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, quien de dirigente nacional de CANACINTRA se incorporó a las filas progresistas buscando espacios de participación política y ahora es el enlace para atraer a los dueños del dinero para que financien al otrora impulsar aquello de “Primero los Pobres”, sin que sepamos si en la visita sabatina “El Peje” tenga prevista alguna reunión con ese segmento.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *