Las razones del porqué ahora sí vino “El Borrego” Gándara


La presencia de Ernesto Gándara durante la XXII Asamblea Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) -el pasado domingo al mediodía-, dejó varias lecturas y sobre todo algunas conjeturas que a continuación detallaremos:

Primero debemos destacar que este es el primer evento público en que el Senador por Sonora acompaña a la Gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich Arellano.

Segundo: se dice que su presencia en este evento se debió a que en su calidad de Secretario Técnico del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, recibió la instrucción -irrechazable- de asistir por parte de su presidente, Enrique Ochoa Reza. Con más razón porque Gándara Camou es el coordinador de la próxima asamblea nacional que habrá de realizarse el sábado 12 de agosto.

Una tercera conjetura, es que debido a sus intereses electorales para el 2018 (pero sobre todo para el 2021), quiere mantener la vela prendida con los miles de militantes -y estructuras priistas-que ya le habían manifestado su confianza hasta enero del 2015 (aunque en aquel tiempo -como usted recuerda- las bases, los sectores y las cúpulas del PRI designaron a su primera mujer como candidata a la Gubernatura por Sonora).

Finalmente y como cuarta versión, se comentó que su presencia en el Salón Plutarco Elías Calles del PRI Estatal, se debió a que estaba súperarchirecontraconfirmada la ausencia de Manlio Fabio Beltrones, por lo cual nada más compartiría los reflectores con la Mandataria Sonorense y con el presidente del PRI Estatal, Gilberto Gutiérrez Sánchez.

Una vez que el Senador tomó el micrófono y habló de la unidad y lo que representa el priismo sonorense para el resto del país, muchos de los presentes murmuraron que esas palabras debió decirlas en otros tiempos. Sobre todo cuando perdió la elección interna por la Gubernatura en el 2009 contra Alfonso Elías Serrano; y posteriormente en el 2015, cuando la designación fue a favor de Pavlovich Arellano.

Los aduladores que en otros tiempos traía en grandes cantidades, en esta ocasión no fueron tantos.

Y los pocos que había en el auditorio del PRI Estatal, hasta la pensaban para acercarse, por temor a que un saludo los fuera a perjudicar.

Me refiero -principalmente-a aquellos “ex incondicionales” que en otros tiempos se cortaban las venas por el “Borrego” Gándara; pero que ahora juran y perjuran que siempre han sido “Claudilleros”, por el hecho de estar en la nómina oficial o como destinatarios del cheque de color azul bajito.

Ante estos dos descalabros pre electorales (del 2009 y 2015), Gándara Camou tomó la ruta fácil de olvidarse de los ciudadanos que -de todo corazón- le habían manifestado su apoyo.

Los discursos de la gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich y del presidente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez, fueron de un trato cordial y de afecto hacia quien por más de dos años se había ausentado de las bases y de los liderazgos del PRI.

Incluso, Gándara Camou también se ausentó de sus representados, ya que hasta el momento no se ha sabido de alguna gestión o apoyo a favor de los sonorenses.

Después de haberse realizado de manera exitosa este evento, me queda claro que con la reaparición de Ernesto Gándara en el escenario estatal, se acomoda la mesa del ajedrez político que próximamente empezará a mover sus piezas con las perspectivas electorales del 2018.

Porque se dice, también, que el ahora Senador por Sonora podría competir por segunda ocasión por la candidatura priista a la Presidencia Municipal de Hermosillo.

O quizá tomar una Diputación Federal plurinominal, lo cual aparentemente le resulta más fácil, debido a su posición dentro del CEN del PRI.

Aunque esto de las candidaturas, reitero, son puras conjeturas.

Recordemos que para Hermosillo hay una buena cantidad de figuras públicas del PRI que buscan suplir a Manuel Ignacio Acostas Gutiérrez, quien dicho sea de paso, aún no ha manifestado si quiere repetir en el puesto.

Flor Ayala Robles Linares, “Kitty” Gutiérrez Mazón, Ulises Cristópulos Ríos, Ernesto “Pato” De Lucas Hopkins y hasta Alfonso Elías Serrano, se han mencionado como posibles aspirantes a la Alcaldía de Hermosillo.

Pero uno de los discursos que también sobresalió y que quedó para el análisis de toda la clase priista reunida este domingo (alrededor de 800 personas), fue el emitido por Bulmaro Pacheco Moreno, quien como presidente estatal de la Fundación Colosio, arremetió contra el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), del cual dijo que lo menos que tiene es ser ecologista y al parecer ni siquiera es partido.

El discurso de Pacheco Moreno nos dio la señal -también- de la posible ruptura del CEN del PRI con Manlio Fabio Beltrones, quien en una entrevista que le hizo la semana anterior el reporteroRené Delgado para el periódico Reforma, manifestó que después de la Asamblea Nacional definirá si va o no por la candidatura priista a la Presidencia de la República.

Aunque el Grupo Atlacomulco -u otros de gran poder de diferentes partes del país- no tienen definido -aún-quién será su candidato Presidencial priista, lo cierto es que no quieren que sea el ex Gobernador Sonorense.

Por mi experiencia de andar cargando mi libreta y mi pluma por tantos años (y de pretender -con mi poca capacidad- de analizar las palabras que se dicen en un discurso, pero sobre todo las que no se dicen), me da la impresión de que el CEN del PRI trata de alejar a Beltrones Rivera de su posible influencia en Sonora.

¿A qué me refiero?

Sencillo:

Al parecer pretenden -como se dice coloquialmente- de cortar el cordón umbilical que supuestamente une al actual Gobierno del Estado con la figura del Ex Gobernador Sonorense.

Sus declaraciones de la semana pasada pusieron a pensar no solo a Enrique Ochoa Reza, sino a los aspirantes priistas a la Presidencia de la República que se han mencionado en los últimos meses.

Y quizá al mismo presidente Enrique Peña Nieto.

El pasado lunes que hubo reunión de la Conago, hubo una ausencia muy notable.

La de Claudia Pavlovich Arellano.

Y eso, creo yo, refleja lealtad.

En su discurso del pasado domingo en la sede estatal de PRI, la Gobernadora del Estado fue muy clara en manifestar su afinidad con Manlio Fabio Beltrones, a quien textualmente calificó como “el futuro de México en los gobiernos de coalición”.

Con estas palabras, quedó clara la lealtad de la Mandataria Estatal con el experimentado político sonorense; dejando entrever la posibilidad de que haya una coalición en la lucha por la Silla Presidencial en el 2018.

En caso de que Beltrones sea el candidato, me imagino.

Pero en contra parte, recordemosque en las declaraciones -también de la semana anterior- del senador Ernesto Gándara, minimizó la posibilidad de que se consolide el Frente Amplio Democrático (FAD) que se dice pretenden hacer el PAN y el PRD para ganar las elecciones Presidenciales del 2018.

Y aunque mencionó que en otras luchas constitucionales el PRI ha hecho alianzas con el PVEM, NA y PES (no identifico al NA), me dio la impresión de que para el 2018 no les interesa mucho repetir este ejercicio.

Pero mientras se definen las cosas en lo que resta del año, lo cierto es que -como dice Gilberto Gutiérrez Sánchez- se está acomodando la mesa para el ajedrez político.

Las piezas (desde las Reynashasta los Peones) se empezarán a mover entrando el 2018.

O quizá un poco antes.

De esto y más, le estaremos comentando más adelante.

Facebook Eugenio Madero Samaniego

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *