Estas líneas…


Agustín Rodríguez L.


GUAYMAS, Son.- Bajo un entorno sumamente caluroso, como siempre, se realizaron los actos con los que cada guaymense bien nacido recuerda a sus héroes, los Urbanos de Guaymas, quienes al ver integridad física y bienes en riesgo, sin dudarlo se sumaron a las fuerzas regulares del general José María Yáñez Carrillo para atajar el plan perverso de aventureros comandados por el conde Raousset.

Docenas de veces he escrito sobre el tema y vuelvo a emocionarme al pensar en cómo la conciencia cívica hace crecer a un pueblo y lo une contra las amenazas, algo que a veces se pierde y por ello se pierde también el rumbo en su propio perjuicio.

La agenda vuelve cada año y las nuevas generaciones se enteran que un 13 de julio de 1854, ganamos la batalla a balazos y artillería, para echar en definitiva a Gastón de Raousset-Boulbon, un aristócrata galo cuya presencia amenazaba con desprender la provincia de Sonora y volverla dominio francés, con lo cual Francia sería dueña de la gran riqueza mineral que hasta la fecha sustenta mucha de la tarea económica de la entidad y el país, y de los potenciales del futuro.

El conde y sus mercenarios debieron reconocer al genial soldado que Yáñez fue y la unidad que los hizo morder el polvo, la de los forjadores de este pueblo que 163 años después sigue su lucha, pues esas amenazas persisten y veces, lamentablemente, no provienen de lejanas tierras, sino de aventureros nativos cuyo egoísta bienestar se antepone al bien común. Y van por el erario, por el patrimonio físico de todos y seguido, no podemos defenderlo.

De eso hablaron este jueves el alcalde Lorenzo de Cima y autoridades de los tres niveles de gobierno, del ejemplo legado por los Héroes Civiles del 13 de julio de 1854. El secretario de Seguridad Pública, Adolfo García Morales, representó a la gobernadora Claudia Pavlovich.

Fue emotiva la participación de fuerzas armadas de la Cuarta Región Naval; el juramento de Bandera del suboficial de Seguridad Pública José Obed Medina Leyva; el Himno Nacional en voz de Fernando Gutiérrez Vidrio y Dana Chávez Valenzuela; la guardia de honor y ofrenda floral en el Monumento al General José María Yáñez.

Que honor tener ese antecedente como pueblo que nos da el reconocimiento de Heróico desde 1935; de nuevo estuvo presente y me dio mucho gusto, Oralia Avilés, descendiente de doña Loreto Encinas de Avilés, la heroína de la oportuna alerta. Infaltable el pase de lista a cargo del alcalde de Cima, que impide enviar al olvido a los defensores, epilogado con el nostálgico  toque de silencio y salva de honor por los actuales defensores del suelo patrio.

De Cima nos recordó que en esta fecha se trae a la mente “a un notable contingente de ciudadanos que con arrojo y decisión hicieron frente a unos filibusteros que pretendían apoderarse de esta región; hoy, su recuerdo sirve para enaltecer su entrega y amor a la patria”.

Sirva esa expresión para recordarnos que, como aquellos héroes, hoy tenemos la misma responsabilidad y de la misma forma, debemos salir a luchar ante las amenazas, locales o externas, pues tenemos el compromiso de ganarnos el bienestar propio y dejar ese legado a las futuras generaciones, como ayer lo hicieron nuestros recordados héroes.


COTO A LA DELINCUENCIA

El secretario de Seguridad Pública Adolfo García Morales habló de seguridad en su visita al puerto. No está ciego, conoce las cifras de delito, la delincuencia, a delincuentes.

No puede describirlas, pero hay estrategia específica para poner coto al crimen. Sonora las necesita y escucharlo nos tranquiliza. Luego, el refugio a la sombra en fresco ambiente, nos permitió evaluar lo que decía y las acciones en marcha, por ejemplo en Cajeme, donde el delito de alto impacto se volvió consuetudinario y por ello varias veces encendió la luz roja el alcalde Faustino Félix Chávez clamando el apoyo estatal y federal. Hoy, consignas específicas de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, no tardan en volverse logros.


LUMINARIAS, YA CHOLE

El mismo jueves hubo desfile de funcionarios y regidores por el comedor de Héctor Zaragoza. Se habló de las luminarias y tanto se ha dicho, que ya chole.

Cansa. Pero se agregó la noticia surgida en Cuernavaca, donde el alcalde Cuauhtémoc Blanco denunció que le ofrecieron un ·cañonazo” de hasta 80 millones de pesos por lograr la firma de sus regidores a fin de contratar luminarias e hipotecar la renta municipal por décadas.

La interrogante inmediata no fue si en Guaymas habría ocurrido lo mismo, sino cuánto les ofrecieron a alcalde y regidores. Así de grande la desconfianza hacia nuestros políticos.

Y en esas charlas apareció información sobre la muerte de un sonorense cuando cenaba en una taquería de Guadalajara. Más tarde se confirmaba que sería el jefe criminal apodado “El chapo Trini”, una leyenda en el ambiente de la delincuencia y quien seguramente estará en la historia de lo cual pudiera llamarse salón de la fama de los jefes criminales, por su naturaleza dominante de gente y territorios.

En tema aparte, este viernes los titulares de Desarrollo Social e Instituto Nacional de la Economía Social en Sonora, harán el 1er. Encuentro de Productores Acuícolas del Sector Social de la Economía, a las 9 horas en el Hotel San Carlos Plaza, de Luis Astiazarán, en Los Algodones.

Lo presidirán la directora INAES, Narcedalia Ramírez Pineda, Rogelio Díaz Brown, secretario de Desarrollo Social  en Sonora, y Rosario Rodríguez Quiñones, delegado de SEDESOL.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *