Logra Claudia declaración de emergencia para Hermosillo y Nogales


Una vez más el gobierno federal reiteró el respaldo y la atención inmediata a las demandas de la gobernadora Claudia Pavlovich, al aceptarle su solicitud de declarar como Zona de Emergencia a Hermosillo y Nogales, ciudades afectadas por las intensas lluvias.
La Coordinación Nacional de Protección Civil que dirige Luis Felipe Puente Espinoza, dio luz verde en apenas cinco días de la solicitud a la demanda de la gobernadora de Sonora al avalar la declaratoria de Zona de Emergencia para la capital sonorense y la fronteriza Nogales donde resultaron afectados por las lluvias más de 18 mil sonorenses.
Con esa declaratoria del gobierno federal, el Fondo Nacional de Emergencias (Fonden) destinará recursos extraordinarios para la atención inmediata para apoyar a los ciudadanos de ambas ciudades afectadas por las intensas lluvias de finales de julio y principios de agosto que causaron inundaciones de viviendas y cuantiosos daños a las familias.
Así como respondieron desde la federación de manera rápida, así de inmediato tendrán que llegar los recursos para apoyar a los ciudadanos afectados por las lluvias del pasado y del presente porque el diluvio sigue interminable en Hermosillo y Nogales.
Conociendo a la gober de su tesón cuando se trata de lograr apoyos para los sonorenses, no dudará en tocar las puertas de la Secretaría de Gobernación, para que agilicen la entrega de recursos extraordinarios aprobados para atender las zonas declaradas en estado de emergencia. 
Según la Coordinación Nacional de Protección Civil, la cual depende de la Secretaría de Gobernación, será a partir de este fin de semana cuando se reciban los insumos consistentes en despensas, láminas galvanizadas, cobertores, colchonetas, impermeables, guantes, botas, rollos de hule, costales, kits de limpieza, kits de aseo personal y litros de agua.
Se estima que en total llegarán alrededor de 80 mil litros de agua embotellada, 18 mil colchonetas y cobertores, cuatro mil 500 despensas, kits de limpieza y aseo personal, mismos que se distribuirán de inmediato en ambos municipios afectados por las intensas precipitaciones pluviales.
CINISMO Y DESFACHATEZ DEL EX ALCALDE JAVIER GANDARA MAGAÑA
Luego de que el ex alcalde panista de Hermosillo Javier Gándara Magaña, consideró que la ciudad capital estaba descuidada y presumió de los logros de su administración municipal, como era de esperarse, no se quedaría callado el presidente Maloro Acosta ante el cinismo y desfachatez del también ex candidato panista a la gubernatura.
"Para tener la lengua larga hay que tener la cola corta", le respondió el Maloro al gandarita, y agregó que los hermosillenses tenemos memoria y sabemos quién endeudó al municipio y quién hizo que hoy se tenga que pagar por el despilfarro en su administración en la que tuvo mil 600 millones de pesos solo de excedentes petroleros que en lugar de usarlo para abatir rezagos en la ciudad, se fueron a obras de relumbrón. 
"Lo traiciona el ego de querer autonombrarse el mejor alcalde del país; mal hace este señor (Javier Gándara) en juzgar, cuando a él le tocó un contexto de abundancia y no resolvió los problemas de la ciudad", remató Maloro.
El ex alcalde panista naranjero debería de conectar la boca con el cerebro cuando tiene una grabadora enfrente, o mejor emprender la retirada porque carece de calidad moral para cuestionar el manejo de recursos públicos, porque como administrador municipal fue todo un fiasco, pasando a la historia política sonorense por las corruptelas familiares en el manoteo en el organismo operador del agua potable, la construcción de la ridícula e inservible fuente conocida como “Doña Marcela” en bulevar Kino y Revolución, y por el abuso de poder al ordenar derribar la torre informativa del Hermosillo Flash siendo una afrenta al periodismo y a la ciudadanía al demoler impunemente un ícono de la capital sonorense.
Sobre la demolición del Hermosillo Flash, se interpuso una demanda por parte de la familia del periodista Eduardo Gómez Torres, quien falleció por la pena, siendo el juicio ganado por la parte ofendida, y el Ayuntamiento presidido por el Maloro tuvo que negociar pagar 30 millones de pesos en lugar de los 70 millones de pesos que exigían como indemnización los deudos por la estupidez y arbitrariedad de Javier Gándara.
Y es que, como dijo el Maloro Acosta, aún está fresco en la memoria que Gándara Magaña se dedicó a invertir una millonada en un bulevar que no ocupaba nada, como es el Kino, donde están las empresas familiares como lo es la torre comercial Grand Kino, las neverías Dairy Queen, y a construir una fuente que nadie pidió, y que en su momento fue una burla para una ciudad que carecía de agua.
Además, Gándara Magaña durante su paso por la alcaldía convirtió al Ayuntamiento en un tianguis al vender los bienes a precio de remate, como fue la paramunicipal Planta TIF que se dice le vendió a un prestanombres de su hijo; invirtió millones en la compra de miles de medidores de agua que nadie instaló ni vio; vendió autos seminuevos y maquinaria del Ayuntamiento a precios de chatarra, y manipuló la licitación de la construcción de la Planta Tratadora de Aguas Residuales, para contratar la obra más costosa, dejando amarrado el contrato con la empresa ganadora a cuenta de las participaciones federales y estatales, siendo por ello que ahora se cobra a los hermosillenses un 35 por ciento más en la tarifa del servicio de agua. Con tremenda “colota”, el “Macanas” Gándara Magaña, mejor debió de quedarse callado. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *