Incongruencia judicial

Incomprensible para los legos en procesos judiciales, el que mientras un juez ampara a Guillermo Padrés contra el auto de formal prisión por delincuencia organizada, a Mario Aguirre, su cómplice y operador financiero de la banda que desfalcó el Programa de Uniformes Escolares, se le niega la reparación de parte del daño y se le refunde en el Penal del Altiplano del Estado de México.

Por supuesto que se organizaron muy bien esos delincuentes, quienes a partir de la primavera del 2010 y hasta mediados del 2015, operaron todo un esquema fraudulento para apropiarse de al menos 350 millones de pesos, sustraídos de los mil 160 millones de pesos asignados durante esos ejercicios anuales, para uniformar de forma gratuita a la población escolar de nivel básico de la entidad.

En la investigación de la Procuraduría General de la República, con la participación coadyuvante de la Fiscalía Anticorrupción de Sonora, se cita la cifra de 178 millones de pesos como monto desfalcado, aunque en principio el departamento de aduanas de Estados Unidos, informó al Wall Street Journal, que eran casi 14 millones de dólares los movidos a través de empresas de papel con base en Miami, Holanda y Nueva Zelanda.

Luego, ya con las faldillas levantadas y ante el riesgo de que dichos recursos en la banca gringa fueran congelados, fueron regresados al sistema bancario de México y dispersados en diversas cuentas, en el marco de un descarado operativo de lavado de dinero, que incluyó la participación de muchos cómplices, suplantación de identidades, falsificación de documentos, creación de empresas fantasmas y demás, que según el juez no existió y por eso amparó al ratero.

Miguel Padrés

A fin de cuentas, luego del auto de libertad en favor del junior, los únicos en la cárcel por ese desfalco son Padrés y Mario Aguirre, en tanto que a salto de mata andan Miguel Padrés y Francisco Monreal González, el primero conducto de los moches del empresario para el entonces gobernador y el segundo cabecilla del tramado para lavar los recursos robados a través de un consorcio minero.

Resulta obvio que se confabularon, se organizaron para robarse recursos del erario de Sonora y aún así, Alberto Roldán Olvera, juez Quinto de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, con su amparo a Padrés, niega la existencia del delito de delincuencia organizada, a pesar de que además, un juez penal rechazó a Mario Aguirre un acuerdo reparatorio de 3 millones de dólares a cambio de que cancelaran su juicio por “lavado” de dinero y delincuencia organizada, en el marco de lo que es una aceptación tácita de haber participado en la banda padrecista.

Lo bueno es que tal como se esperaba, el delegado de la PGR en Sonora, Darío Figueroa Navarro informó que ya fueron impugnados los amparos concedidos al corrupto asilado en el Reclusorio Oriente, recursos de revisión que corresponderá resolver al Poder Judicial de la Federación.

Por lo pronto, luego de casi poco más de cinco meses bajo resguardo por supuestos problemas cardiacos en el Hospital Ángeles de las Lomas, en Huixquilucan, el trinquetero empresario hermosillense fue trasladado al centro carcelario de alta seguridad antes conocido como Almoloya, en donde también deberían estar el exgobernador, su carnal Miguel, el empresario caborquense y otros por el estilo, que si bien no aparecen en información pública, la PGR los tiene bien identificados.

Susana Corella

Mario Aguirre fue cuñado de Ramón Corral, resucitado a la política por obra y gracia de la nomenclatura del PAN, naciendo a la polémica pública cuando se negaba a retirar una estructura que estorbaba a las obras de ampliación del boulevard Solidaridad a la altura del Parque Industrial Ocotillo de su propiedad.

Propietario del Expoforum y otro antro de altos vuelos que despojó a reconocida familia capitalina, fue el consentido del padrecismo y la piedra angular para que a través de la empresa Procesos Automatizados de Manufactura y la subcontratación de otras dos también de su propiedad, disfrutar de las mieles de recibir alrededor de 260 millones de pesos cada año, etiquetados al programa de uniformes escolares, suficientes para pagar comisión a su amigo por el favor recibido y ganarse un buen billete, tanto por la pésima calidad de las prendas, como por pagar minucias en mano de obra.

Por lo demás, al fin se nos hizo echar la platicada con la diputada federal Susana Corella Platt, a quien tenemos tiempo dando seguimiento por su condición de un buen perfil y prospecto que permita regresar a manos de gente decente y capaz la administración del Ayuntamiento de Guaymas, así ella se descarte porque dice que ya fungió como alcaldesa de esa comunidad porteña durante los últimos meses de la gestión de Antonio Astiazarán Gutiérrez.

Vamos a reconocer que nos sorprende la decidida posición de esta joven mujer respecto a la difícil situación que viven los guaymenses, víctimas de las reiteradas torpezas, ausencia de habilidades políticas y troglodismo del alcalde Lorenzo de Cima, a quien responsabiliza de múltiples omisiones y actos que atentan contra propósitos encaminados para elevar la calidad de vida de la gente.

Miguel E. Pompa Corella

Buena la plática con la legisladora, obviamente muy comprometida con las causas de los sonorenses y con la administración de la gobernadora Claudia Pavlovich, a quien atribuye el que se haya conseguido un buen paquete fiscal para la entidad para el año próximo, cabildeo y gestión en la que también tuvo intensa participación el secretario de gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, que incluso pudieron sumar a la representación del PAN sonorense en San Lázaro.

Cuestiona con firmeza la errática gestión del Lorenzo que cobra como alcalde de Guaymas y quien por obcecaciones partidistas y taras mentales, dejó en el abandono un centro de asistencia social y de la Unidad Deportiva Norte solo porque fueron obras de su antecesor, Otto Claussen y lo peor, se niega a reconstruir y dotar de servicios a espacios del Malecón Turístico, a pesar de que Corella Platt consiguió 15 millones de pesos para una concha acústica, sanitarios y otras facilidades.

Se mostró reacia a aceptar que pudiera ser el instrumento del PRI para sacar al PAN de la presidencia municipal, reconociendo que el electorado guaymense es muy caviloso e impredecible y destacando la importancia de su trabajo actual que implica estar cerca de los habitantes de 39 municipios que están integrados al distrito 04, que van desde San Ignacio Río Muerto y Bacum hasta Bavispe y Nacozari, y desde Yécora y Sahuaripa, hasta Benjamín Hill y Carbó.

No le sacó al episodio aquel cuando se viralizó su declaración respecto a que no le alcanzaba su ingreso como diputada federal para atender a su distrito, confirmando que se trató de un bulliyng bien orquestado, que a fin de cuentas devino en algo sólo para el anecdotario, aunque reconoció que afectó su ánimo en gran manera.

Epifanio Salido

Se nos figura que Corella Platt es un buen perfil hasta para si no quiere ir por la alcaldía de Guaymas, asumir el compromiso de recuperar para el PRI el XIII Distrito, asunto que a fin de cuentas corresponderá atender a los mandos de ese partido, que dicho sea de paso, vaya la eficaz y sin aspavientos de la conducción que realiza Gilberto Gutiérrez Sánchez, experto como ponedor de mesa para eventos como el de las mujeres este fin de semana, en donde la gobernadora Pavlovich tuvo otro momento estelar.

A propósito de momentos estelares, el diputado Epifanio Salido Pavlovich tendrá otro el próximo 26 de noviembre, al culminar el Serial de Carreras Premio Sonora, que con el distintivo Azul y Rosa y el tema “Eliminar la violencia contra la mujer”, se llevará a cabo en Hermosillo con la participación de alrededor de tres mil amantes de la trotada.

De reconocerse el trabajo del legislador local, ya que no es cualquier cosa el haber impulsado, convocado, organizado y participado en este serial en cinco municipios de la entidad hasta ahora con casi nueve mil participantes en distintas distancias, para cerrar en Hermosillo y concluir así un esfuerzo integrador de todos los sonorenses a través del deporte y la familia.

Miguel A. Murillo

Si a Usted le gusta participar, la categoría de tres kilómetros será netamente recreativa y de esparcimiento familiar, en tanto que en la de cinco kilómetros sí habrá premiación y a los interesados sólo se les pide vestir camiseta azul o rosa y presentarse antes de las ocho de la mañana en el Centro de Gobierno.

Y no pudimos recabar información cierta respecto a lo tratado en una encerrona en desayunadero local, entre representantes de productores del Valle del Yaqui identificados como No al Novillo, entre ellos nuestro amigo Baltazar Peral, y el secretario de Gobierno, el ya mentado Potrillo, así como el contralor Miguel Angel Murillo. En los siguientes Entretelones seguramente tendremos los detalles.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *