Exabrupto electoral



“Hoy es Día de los Santos Inocentes, pero el tema de hoy no es para los inocentes de mente y corazón, sino para los políticos de entraña perversa y depravada”

Preludio de lo que se nos vendrá encima cuando arranquen las campañas formales de 2018. La furia y la bajeza se harán una sola masa incandescente de pasión, que predominará los noventa días de campaña, y no habrá forma siquiera de mitigarla. Los tiempos de ira electoral se combinarán con la estrechez de miras, la nula voluntad de comportarse como seres racionales, la total ausencia de propuestas y, para colmo de males, 60 millones de spots saturarán el espacio mexicano, impidiéndonos pensar con claridad al tomar la gran decisión. Muy probablemente la intención real y verdadera que subyace en esa barahúnda, es precisamente que los mexicanos acudamos a las urnas el primer domingo de julio de 2018 sin pensar demasiado, o de plano sin pensar en lo absoluto.

Y así, metidos por la fuerza en esta inmunda Torre de Babel electoral, es que llegaremos al momento fatal en que surgirá el nuevo Presidente de México: a) Un iluminado con la mente desquiciada y con hambre y sed infinitas de poder; b) un joven sin pizca de ética ni moral, acostumbrado a tomar sin oposición lo que le viene en gana; c) un hombre que pregona no ser de aquí ni ser de allá, y que les habla a todos sin hablarle a nadie. O d) incluso un tipo que se ufana de ser independiente pero que es tal vez el más dependiente de todos… Y entre tanto ¿qué es lo que se dice en los medios de comunicación?

***

Textos tomados de las publicaciones en los días previos a la Navidad 2017

REFORMA
Templo Mayor
PARA hoy se pronostican temperaturas más bajas
Por F. Bartolomé
PARA hoy se pronostican temperaturas más bajas, pero quien pasará una Nochebuena realmente fría será Manlio Fabio Beltrones, pues se está quedando en el ojo del nuevo escándalo de corrupción en el PRI.
RESULTA realmente desconcertante ver que al “político más completo de México”, como lo llaman sus fans, parecen estarlo dejando solo sus muchos aliados, luego de que se revelara el esquema de triangulación de recursos públicos para las campañas priistas.
PESE A los ¿cientos? de ahijados políticos del sonorense, nomás no se ve que salgan a defenderlo de las acusaciones en el sentido de que él fue el cerebro de la operación para obtener recursos de manera ilegal, durante su periodo como presidente del PRI. ¿Será que todos ya se fueron de vacaciones o que recibieron línea? Es pregunta ideal para el recalentado.

***
Mobile.Diario.Mx
Eliminan al sonorense en celada
LA COLUMNA

El estallido ha ocasionado estropicios irreversibles a los cristales, ha bajado por los muros y ha cuarteado los cimientos del Grupo Sonora en una suerte de calamidad digna para menesterosos y debiluchos, nunca para la cabeza prominente, altiva y soberana, de la facción referida, Manlio Fabio Beltrones Rivera, el multimillonario priista oriundo de Villa Juárez, Sonora.
Ríos de aguas infectas braman bajo la superficie que llevó al apresamiento de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez. La vía para desentrañar lo acontecido es el concienzudo análisis político, no las manoseadas investigaciones y averiguaciones ministeriales, menos las resoluciones judiciales conseguidas sin pudor alguno, por consigna.
En la víspera de los actuales acontecimientos lo dijimos aquí: por Chihuahua y por Sonora se encarrila la traición. Tomado sugestivamente del brazo de Manlio Fabio, hace cuatro meses y medio le pasaba por su cara al PRI el embrión de lo que se convertiría en Por México al Frente.
Desgarradora doble ironía. No hubiera sido calculada la escena como ocurrió ni en el infierno. Y en tan poco tiempo.
Javier Corral es uno de los protagonistas esenciales en el Frente desde cuyo sitial como gobernador de Chihuahua dio luz verde para la detención de Gutiérrez pero era del régimen federal priista del cual Manlio cuidaba con esmero sus espaldas. Impensable fuera Corral.
Ahijado dilecto de Fernando Gutiérrez Barrios, igual que a él, algo catastrófico le ha fallado en ese escudo de protección. Enfrenta hoy la desgracia política y hasta la prisión de su casi hermano y operador estrella Gutiérrez. Don Fernando murió enloquecido buscando conocer nombres de quienes lo traicionaron en el poder federal. “Litempo-4”, era su código como informante de la CIA.
Nunca debió confiar Beltrones en las señas que le mandaron para acercarse al Frente y entablar pláticas y hasta evidentes acuerdos con Gustavo Madero, el representante ahí del gobernador de Chihuahua.
“La risa es la que chinga”, es la frase habitual que se le acomoda con precisión al episodio. Apareció en fotos, videos y notas periodísticas. Hasta recetas para gobierno de coalición presentó Manlio frente a los ojos atónitos de sus correligionarios priistas, frente a la sonrisa gozosa como siniestra de sus enemigos internos, ante Peña ardiendo de coraje. Sus seguidores, Alejandro Gutiérrez entre ellos, no aplaudieron pero tampoco objetaron.
Perdió de vista el político experto que las mismas manos que formaron parte de la conspiración durante el proceso electoral del año pasado para que el PRI fuera derrotado en la mayoría de las 12 gubernaturas disputadas, están metidas también en Por México al Frente.
Ha quedado establecido particularmente en la elección de Chihuahua que los priistas opositores al ex gobernador César Duarte patrocinaron con recursos humanos y económicos la campaña de Javier Corral. Ni José Reyes Baeza ni Miguel Ángel Osorio Chong podían permitir que ganara Enrique Serrano, el seco abanderado duartista. Múltiples agravios irreparables les debía el ballezano.
***
Otra maldita ironía de consecuencias sólo en pesadillas de corte dantesco, no en la realidad del sistema político mexicano donde la corrupción suele ser impune, Alejandro Gutiérrez. Gutiérrez presuntamente hizo las negociaciones para los 246 millones que fueron de las arcas chihuahuenses al PRI nacional pero también para otros seis millones que pararon en las cuentas de su flotilla aérea Jet Combustibles, empresa de la que es propietario junto a su hijo Alejandro Gutiérrez Gómez. Imposible nomás ver pasar la millonada, pensaría con lógica voraz. Todo el equipo de Manlio usa esos aviones por todo el país.
Quedó el hermético, el celoso, cuidadoso Grupo Sonora, expuesto por todos los puntos cardinales, preparado para el acribillamiento cuando fuera necesario, como pavo inyectado y exquisitamente rellenado entre el 22 y 23 de diciembre para ser comido en Navidad, si el ejemplo nos es permitido justo hoy que es Nochebuena. Las operaciones de las que hablamos fueron llevadas a cabo durante la campaña electoral del año pasado.
Manlio Fabio no tuvo porqué confiar en César Duarte. El ex gobernador chihuahuense se había revolcado en su bilis cuando el sonorense le arrebató la dirigencia nacional del PRI. Entre el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray y varios gobernadores que presumían inclusive la conformación de un nuevo bloque dentro del tricolor rumbo a Los Pinos 2018, Duarte ya se hacía en la silla principal del Revolucionario Institucional. Tenía inclusive dispuesto a su interino para la gubernatura, el entonces presidente del Tribunal de Justicia que luego cayó de su gracia y es hoy generoso informante del nuevo amanecer, José Miguel Salcido Romero. Desde un puesto abajo de Videgaray aportaba su granito de arena en ese objetivo nada menos que José Antonio Meade, hoy muy conocido en México y el extranjero.
Toda la información de las transacciones llevadas a cabo por Gutiérrez llegaron sin dificultades a manos de la Secretaría de Gobernación… y de ahí sin pocas vueltas, nos dicen, a manos del entonces candidato Corral. El equipo de Osorio también quiso la presidencia del PRI nacional, también quiso gubernaturas, soñó dulcemente con la candidatura presidencial. Aspira a mayor poder.
¿Y Manlio qué? Si le podemos llamar eslabón débil, en eso se ha convertido para los tricolores colgados en la plaza que el presidente, Enrique Peña Nieto, necesita como lección para los priistas chicos y grandes que pretenden impartir cátedra de ecumenismo, pluralidad y/o gobiernos de coalición
Corral tiene también información, y vastísima, de un padrino de Duarte frente al que Videgaray se queda chico, el jefe del PRI en el Senado de la República, Emilio Gamboa Patrón, el que juega golf con el presidente Peña y tripula aeronaves oficiales como si fueran propias.
A Gutiérrez le sacaron “miserables” 252 millones en literales robos, los operadores e intermediarios de Gamboa se llevaron más de seis mil millones en aquellas negocias que eran muy públicas por descaradas con la proveeduría de medicamentos a los que ponían sobreprecios hasta del mil por ciento.
Corral aventó por delante el caso Manlio –más conocido el sonorense que su operador Gutiérrez– por la simple y sencilla razón de que su secretario de Salud, Ernesto Ávila Valdés, no tiene la tarea terminada en la integración de los expedientes y porque se ha preocupado más en hacer sus propios negocios bajo los mismos esquemas del gamboismo que en andar persiguiendo a su antecesor Pedro Hernández.
Sus operaciones irregulares iniciaron con 80 millones en adjudicación directa de medicinas escasas y por supuesto carísimas, luego otros 400 en la escandalosa e impugnada entrega de análisis clínicos… y siguen pendientes los 650 millones también en medicamentos para Pensiones Civiles del Estado, cuyo fallo fue aplazado por segunda ocasión… En todo tiene parte Ávila.
***
Beltrones sólo ha quedado en medio de la presión que ejerce el gobernador Corral sobre Peña Nieto para que le entregue en charola de plata, o en lo que sea, al exgobernador Duarte.
Ese es un objetivo primordial de la pantalla mediática conocida como “operación justicia para Chihuahua”. Si de pasada son recuperados algunos millones, bien, pero el fondo de plano no es la redención patrimonial pública.
Si así fuera ya tendríamos usando sus criterios de oportunidad a testigos protegidos por peculado entre personajes del nuevo amanecer como Ernesto Ávila, Miguel Riggs, Arturo Fuentes Vélez… el secretario de Hacienda que ya pagó irregularmente por adelantado a Bancomer 70 millones de pesos para “articular” el refinanciamiento de los 20 mil 400 millones de pesos que el estado debe a varias instituciones crediticias.
Otra finalidad de Corral, más importante aún que encarcelar a Duarte: Los Pinos. Quienes desde la Presidencia de la República, o muy cerca de ella, auxiliaron a Corral para operar mediáticamente el caso Gutiérrez y ponerlo tras las rejas o ya entraron en acuerdos con el chihuahuense y con por México al Frente o de plano actúan con torpeza oceánica.
Al final del día no hay más intención que alcanzar la Presidencia de la República. Este es un golpe que pega indirectamente al abanderado Meade y busca elevar al equipo donde por ahora juega Corral por estricta necesidad, el de Ricardo Anaya. Hoy es Manlio, mañana caerán los que sean necesarios… y que se dejen. Meade, Peña Nieto, “El Peje”…

***
He aquí mi comentario respecto a lo publicado por “Reforma” y “Mobile.Diario.Mx:

“Se entiende la andanada. Se percibe claramente su procedencia y propósito. En los montes de la política barriobajera los zopilotes revolotean sobre los despojos de un PRI al que -una vez más- muchos nuevamente están dado sepultura, electoralmente hablando. “México al Frente” al abordaje… con el propósito evidente de colocarse en el ánimo de los electores, y en la lucha encarnizada por la Presidencia de la República, el grupo de neoNazis encabezada por Ricardo (c)Anaya y su entenado Damián “El Pirrurris” Zepeda decidió quemar sus naves apenas al levar anclas y zarpar en los océanos tormentosos del proceso electoral 2018, y han seleccionado como “punching bag” al imbatible moreno de Villa Juárez y este, ni tardo ni perezoso, responde de manera similar a como respondió a aquellos duros ataques del New York Times, hace ya 20 años.

Pero los tiempos han cambiado y la dirección en que soplan los aires también. En la actualidad pudiera ya no resultar tan efectivo lo que antaño funcionó como un eficiente dique de contención, construido por los principales empresarios sonorenses y la élite de aliados y cómplices políticos, la brigada de apoyo más poderosa de finales del siglo XX. Aquellos selectivos y relativamente productivos eventos “de desagravio” que se organizaron para blindar al entonces gobernador en Sonora, hoy resultan impensables a la luz de las nuevas realidades regionales y nacionales, y así fue que los comunicados oficiales y los boletines de prensa brotaron a bocanadas de las entrañas de las oficinas de estrategia del poderoso político sonorense.

El guante ha sido arrojado y yace sobre la arena del coliseo político, y Manlio se ha visto obligado a recogerlo, no tanto por gusto, sino porque no le quedaba otra. Aunque es indudable que no existen ligas visibles entre el candidato Meade y Beltrones, subsiste y cobra vigencia el viejo golpe a los bajos que en materia electoral propone “enloda, mancha y ensucia, que algo quedará”… en estas condiciones el PRI tendrá que encontrar la forma de contrarrestar los efectos negativos que esta estrategia neopanista pudiera tener sobre la campaña y la imagen de su candidato “ciudadano”… Observaremos atentamente lo que suceda, porque sin duda sucederán cosas interesantes…”

Espero su comentario en oscar.romo@casadelasideas.com
En Tweeter soy @ChapoRomo

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *