El salario del miedo mexicano


Héctor Rodríguez Espinoza

             Así como los Jueces debieran vivir un mes como penados en los presidios y cárceles para conocer las causas reales y hondas del crimen, y dictar sentencias justas, así los que desean hablar con juicio sobre la condición de los obreros, deben apearse a ellos y conocer de cerca su miseria.

José Martí.

INTRODUCCIÓN

Dentro de nuestro sistema capitalista ortodoxo y dependiente hasta en un 75% de la economía de Estados Unidos, dos son los factores en la producción de bienes y servicios: el Capital y el Trabajo.

Hablamos de dicha producción, cuando la situación económica dota a la población económicamente activa de una ocupación, así sea precaria, a cambio de una contraprestación. Por ello, pongamos entre paréntesis a los subempleados y a los desempleados, que suman millones de compatriotas.

Según la ONU, más de 760 millones de personas viven con menos de $2 pesos por día. Los #ObjetivosMundiales proponen erradicar la pobreza extrema para 2030 y exige su cumplimiento http://bit.ly/ONU-ODSPobreza

Brasil y México se encuentran entre las 15 economías más grandes del mundo.

Sin embargo, el panorama laboral en México es triste, no luce nada alentador para 2018, la tasa desempleo crecerá y habrá más personas con empleo vulnerable, carecerán de prestaciones y seguridad social o que trabajarán de manera informal, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En su informe anual “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2018”, se destaca a México como uno de los pocos países en América Latina, donde los empleos formales generados irán a la baja. Contará con 15.5 millones de mexicanos con empleo vulnerable de los 15.3 millones que se registraron en 2017 y se pronostica un aumento de 200 mil personas.

En materia de Innovación, según el nuevo Ranking de Bloomberg, no hay un sólo país de América Latina, entre las 50 naciones más innovadoras del mundo. Los 10 primeros, de 2018, son Corea del Sur, Suecia, Singapur, Alemania, Suiza, Japón, Finlandia, Dinamarca, Francia e Israel. Estados Unidos cayó al 11° lugar. Entre los otros se encuentran China (19), Rusia (25) y España (29). Hacia el final están Túnez (43), Sudáfrica (48) y Marruecos (50.)

Esto debería generar alarma en AL, porque los países que no innovan y producen bienes cada vez más sofisticados, enfrentan un futuro económico mediocre, y mayor pobreza.

REPARTO DEL PASTEL Y SU DESIGUALDAD

Pero continuando con la hipótesis inicial, del pastel de las utilidades resultantes de la producción, la mayor parte de tajada, la tajada del león, se la lleva el capital, el patrón abusivo, con honrosas excepciones, claro. Las tortillas duras sobrantes se les entregan a los obreros de a pie.

Esto genera gran desigualdad, tema discutible y discutido en foros de alto nivel, como en el anual reciente de Davos, Suiza. El Papa había twiteado, en 2014, que “La desigualdad es la raíz del mal social”. El ex presidente Barack Obama la había descrito como “el reto característico de nuestros tiempos”. Jeremy Corbyn demanda una política económica que aborde la “grotesca desigualdad”. La presunción detrás de estas visiones está en la idea de que, una distribución concentrada del ingreso o de la riqueza, tiene consecuencias negativas económicas y sociales.

Sin embargo, Ryan Bourne, catedrático R. Evan Scharf para la Comprensión Pública de la Economía en el Cato Institute, en “Por qué no deberíamos obsesionarnos con la desigualdad económica”, señala que “más desigualdad de ingresos no necesariamente es algo malo, incluso en algunos casos es señal de un progreso social. Asimismo, tampoco se puede asumir que un menor grado de desigualdad de ingresos es siempre algo bueno, incluso puede ser señal de un gran retroceso.

Según el senador sonorense Francisco “Pancho” Búrquez, “el nivel de desigualdad no dice nada, Nuevo León es el Estado con mayor desigualdad, pero los obreros ganan tres veces más, con seguridad social y generan más oportunidades para progresar para los que menos tienen.”

EL SALARIO

El nombre que le damos, en la propia Constitución Política y en la Ley Federal del Trabajo, a esa retribución al Trabajo, se le llama salario.

Conforme al art. 123 constitucional, “los salarios mínimos que deberán disfrutar los trabajadores serán generales o profesionales. Los primeros regirán en las áreas geográficas que se determinen; los segundos se aplicarán en ramas determinadas de la actividad económica o en profesiones, oficios o trabajos especiales. El salario mínimo no podrá ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza. Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas.

Los salarios mínimos se fijarán por una comisión nacional integrada por representantes de los trabajadores, de los patrones y del gobierno, la que podrá auxiliarse de las comisiones especiales de carácter consultivo que considere indispensables para el mejor desempeño de sus funciones.”

Actualmente es de $88.36 pesos, (el salario mínimo mensual en promedio es de $2,652.00 pesos.)

Lo devengan más de tres millones de trabajadores. Otros tantos millones ganan entre uno y tres mínimos. Y el precio de la canasta básica es de casi $250. Subió precio de comida, el gas, la gasolina, la luz, el agua… en la primera quincena de enero. La CNSM se ha negado a un aumento real por encima de la inflación.  ¿Y la vivienda?, como no es un producto básico, podría oscilar entre ¡el 7% y el 12%!

Casi para cerrar 2017, en Los Pinos se presumía que la recuperación salarial a lo largo de su administración no es menor, porque el mínimo pasó de 63.07 pesos en 2013 a 80.04 pesos en 2017, un aumento de 16.97 pesos en el periodo (3.39 pesos como promedio anual en un lustro). Si se considera el incremento para 2018 (que lo elevó a 88.36 pesos diarios), en el sexenio la ganancia media anual sería de 4.21 pesos anuales.

Escribe Carlos Fernández-Vega: “¿Molestos por el gasolinazo? ¿Irritados por el aumento de 40 % en el precio del gas LP? ¿Hartos de la cuesta de enero? ¿La quincena se agota 24 o 48 horas después de cobrada? ¿No les alcanza para nada? Comprensible, pero preparaos que los genios gubernamentales ya programaron otro tarifazo eléctrico, que aplicarían en abril (senador Mario Delgado dixit). ¿Recuerdan quién les prometió todo lo contrario?”

¿Que de cuánto debiera ser el aumento? Un estimado considera del 300%, se reactivaría así el mercado interno.

EL PATITO FEO DEL TRATADO DE LIBRE COMERCIO

Estamos negociando una ronda más del TLC. Canadá tiene una calificación de 8.2 en el Índice de Transparencia, democracia y justicia 2017, en una escala del cero al diez. Estados unidos tiene una calificación de 7.4, aún con Trump, que es el vivo reflejo de la decadencia jurídica, política y moral en Estados Unidos. ¿Lo más reciente?: El atropello judicial con la confirmación de la Novena Corte de Circuito de apelaciones, en San Francisco, Ca., de una orden de deportación en contra de un menor hondureño que llegó a ese país en 2014, cuando tenía 13 años, huyendo de la violencia que azota a la nación centroamericana, a pesar de que al afectado se le negó la asistencia de un abogado defensor en el curso del proceso. Dicha instancia jurídica dictaminó la inoperancia del derecho a una defensa gratuita en el caso de menores indocumentados, basada en que el Congreso no ha emitido una legislación específica.

¿Y México? Tenemos una calificación de 3.0.

Somos, como aquel cuento del escritor y poeta danés Hans Christian Andersen, “el patito feo” de América del Norte. Una de nuestras razones de esa fealdad es nuestra ofensiva retribución al factor Trabajo, en el proceso de la producción.

Por eso es vergonzoso que sean Canadá y Estados Unidos quienes están presionando a nuestro país a pagar, con dignidad, a nuestra clase trabajadora.

Pareciera que este capitalismo salvaje -y el nihilismo atroz-, ha convertido a la mano de obra en carne de cañón. Nos traslada a El salario del miedo, (“Le salaire de la peur”, Henri-Georges Clouzot, 1953), una de las obras maestras olvidadas de la historia del cine; insólita, por cuanto entiende el mundo y las reglas por las que se rige como una prolongación de la naturaleza depredadora de las personas, víctimas de un sistema que, valiéndose de su sueño de ascender socialmente, les obliga a desfilar sobre la muerte. …

COOPERACIÓN, NO SUBORDINACIÓN. MARIO DE LA CUEVA

Por eso el inolvidable maestro de América, Dr. Don Mario de la Cueva, el padre del Derecho Mexicano del Trabajo, autor de la Ley Federal del Trabajo de 1931 y de las reformas de 1970, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, representa una energía moral para los universitarios.

¿Cómo olvidar su mensaje y lección de ética profesional, como padrino de mi generación de abogados?: “El fin del Jurista no es enriquecerse, ni ganar muchos negocios, sino decir y pedir la justicia, sin olvidar tampoco que en sus sentencias debe atender sólo a la verdad, y que debe ser generoso con el caído e implacable en la defensa de los Derechos Humanos; que no debe patrocinar causas injustas y que habrá de decir a sus clientes, cuando no tengan razón, que deben reconocer el derecho de los otros.”

Don Mario sostenía que deberá llegar el día en que los factores de la producción asuman una lógica moral de COOPERACIÓN, NO DE ABUSIVA  SUBORDINACIÓN.

¿NO HAY MALQUE POR BIEN NO VENGA?

Lorenzo Meyer, Reforma, 25 enero 2017, escribe: ”Es una mera hipótesis, pero se puede aventurar que la mala relación México-Estados Unidos, combinada con voluntad política, le podría abrir a nuestro país la posibilidad de elaborar políticas internas y externas que le hagan depender menos de los vaivenes del gran vecino del norte. Se trata de entrar en un periodo de duro reajuste, de hacer de una realidad -la decisión del presidente Trump de cargarle a México una serie de males que afectan a la sociedad norteamericana y hacerle pagar el costo- una virtud. Este camino no puede ser fácil, ni tener el éxito asegurado, pero hay que tomarlo. Y para que triunfe se requiere no sólo de la inteligencia y decisión de los dirigentes mexicanos, sino, sobre todo, de un consenso nacional para encarar los grandes costos que implicará. …”

EL FACTOTUM EXTERIOR

Como nuestro gobierno suele atender más y mejor a los gobiernos y prensa del extranjero, tengamos la fundada esperanza de que, por fin, reivindiquemos a ese núcleo tan históricamente discriminado, a los herederos de las huelgas anti porfiristas de Cananea, Sonora y de Río Blanco, Veracruz, a los grandes perdedores de la Revolución Mexicana. A los que, el texto del art. 123 constitucional de 1917, cuya promulgación recién conmemoramos el año anterior, no les dice nada, es letra muerta que sólo les significa, si acaso, una hoja de papel y unas cuantas gotas de la tinta sangre de sus ancestros.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *