Estas líneas…



+ En el PAN también hace aire: Lorena Garibay es candidata por el XIII; priístas exigen procesos para elegir candidatos; Angelita impulsa Contralor Ciudadano, para terminar con la farsa del contralor empleado


Agustín Rodríguez L.


GUAYMAS, Son.- El Partido Acción Nacional no resolvió sus líos al “convencer” Santiago Samaniego Rebollo a “disidentes” tripulados por Paco Bueno, a través del mexiquense Francisco Sánchez López, que valía más un apoyo y una promesa del alcalde que un buen pleito.

No fue suficiente permitir al señor que le echa “mucha col a sus tacos”, inventor del “no pasa nada” que aplican los alcaldes cuando atentan contra la ciudad, su registro para aspirar a ser candidato a la diputación local del XIII Distrito, hoy en manos de quien aún busca un partido que lo postule, Manuel Villegas.

Tampoco haber dado chamba de asesor legal a Víctor Flores García; o emplear como un “asesor” más de la Secretaría del Ayuntamiento a Jorge Torres… y así. Total, la nómina –o sea, los guaymenses --, aguanta.

El Santiago que cobra dos quincenas en la comuna aunque su profesión (in)formal es el préstamo (usurero, pues) y que aspira a una regiduría con el alcalde Lorenzo Decima en ese absurdo intento de reelección, tendrá que batallar más.

Eso, al salir el buscapiés de que Lorena Garibay sería candidata panista a diputada local --el PAN iría solo al volverse humo la coalición con el PRD--, lo cual molesta a quienes aspiran al cómodo asiento, donde todo iba bien al grado de que tanto Sánchez López como el del maxilar fracturado por sus pleitos de cantina, Juan Carlos Valenzuela Vielledent; incluso Javier Peralta, regidor cesarista que emigró a Hermosillo para no involucrarse en la tranza de las “Luminarias Parte I”, cederían caballerosamente el lugar a la doctora Karla Córdova, porque ella sí gana.

Lorena abandonó su puesto como delegada de la Secretaría de Relaciones Exteriores en Sonora, luego de ser notificada que no podría estar allí, pues la posición era de Antonio Astiazarán y el ex alcalde y ex diputado federal por Guaymas ya no está en el PRI. Ahora sería panista “ciudadana”, como su jefe. (Ah, Karla Neudert, también de ese equipo, dejó su puesto en el CEDES. Otra Carla, que ocupa el Infoanvit en Guaymas, estaría en la misma ruta).

El caso es que la militancia pitufa lanzó el “ya estuvo bueno” y a ver qué sigue, porque como en todas las siglas, las dirigencias han sido rebasadas por la masa y muchos se van. Por lo pronto, todos, incluida Lorena, aparecieron en la lista para escoger candidatos a ese cargo distrital.

Prácticamente se vive el fin de la era de partidos. Las coaliciones en esta elección, serían el meteorito que desaparecerá a los dinosaurios, es decir, los partidos, que ya no representan a nadie si hacemos caso a tanta información que brota de todos lados.


VAYAN AL VERDE

Mire usted lo que ocurre en el PRI Guaymas: Leonardo Rodríguez Gutiérrez pide a la presidente Jimena Jaramillo, considerarlo para ser competidor por la candidatura para alcalde de este puerto tan dañado por tantos dirigentes que ha padecido.

Muy formalmente, el hijo del inolvidable cronista beisbolero Francisco “El gallo” Rodríguez, explicó a la maestra Jaramillo que él es militante activo, institucional y alineado “al partido que me ha cobijado y permitido desarrollarme en el ámbito social y estructural de mi municipio”.

Por eso acude “en tiempo y forma legal, con la finalidad de una vez más establecer mi compromiso social y alzar la voz en favor de nuestro partido, toda vez que en estas fechas se ha dado un panorama poco beneficioso para el mismo”.

Pidió consignar su solicitud de aspirante a candidato a presidente Municipal, “ya que encuadro en los requisitos de forma y de fondo para efectos de competir y lograr la renovación de nuestra benemérita institución partidaria”.

Agrega sobre tiempos de “crisis e incertidumbre” en el PRI y advierte: “de no consolidarse la coalición que se ha venido manifestando en diversos medios, nuestro partido quedaría a merced del enemigo”. Y dijo encontrarse comprometido con su partido, por eso decidió sacar la cara por el mismo.

Entregó documentos que la regla exige y afirma no tener ninguno de los negativos previstos en los requisitos de elegibilidad del cargo que busca; añade una cita del magnate J. P. Morgan: "Nunca, en la historia del mundo, ningún hombre ha conseguido nada digno y valioso por medio de ruegos y suplicas".

Pareciera amenaza, pero no, personalmente me lo dijo “El gallito”, solo advierte: la coalición con el Partido Verde Ecologista es de saliva, como con el Panal; si no hay logros pronto, los tiempos no permitirán eventos de regla para elegir candidatos y se quedarán sin ellos. No hay convenio pues, a menos que doña Jimena aquí o Gilberto Gutiérrez en Hermosillo, comprueben lo contrario.

Lo mismo, luego le platico, hizo el dirigente ejidal Jesús Garza, quien quiere ser diputado local, por ello le llueve fuego amigo en su feudo.


CONTRALOR CIUDADANO

Y a propósito de decires, la reconocida luchadora social Angelita García se reporta con su tesis para crear la figura de contralor ciudadano, que cuide las garras… digo, las manos de los alcaldes.

La propuesta está en revisión en el Congreso de Sonora y ocupa apoyo para hacerla realidad y lograr más espacios ciudadanos en la administración pública, porque, subraya, “¡no más contralores carnales!”.

“El Contralor Municipal es el funcionario que AUDITA la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia en el servicio público municipal. Actualmente es propuesto por el Presidente Municipal y avalado por los regidores”, ilustra Angelita. Pero huelga explicar para qué han servido.

Bueno, lo diré: para tapar leperadas con su firma donde dice que todo está bien, que nada está mal y archívese todo. Si no, pregunte usted a Fernando Ortega dónde quedó tanta demanda llegada a su escritorio cuando ocupó el cargo antes de huir hacia la secretaría particular, donde sigue “orientando” al alcalde de Cima sobre cómo hacer las cosas para que no pase nada, aunque pase.

El objetivo de Angelita no es nuevo, pero aquí no avanza. Por ejemplo, en Guanajuato desde 1997 lo proponía el partido que ocupaba segundo lugar en la votación; hoy un Consejo Ciudadano propone una terna al Cabildo y éste lo designa de la misma.

Un abrazo.


Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *