El enorme reto de abatir la creciente corrupción en Sonora

Diálogo

Por David Figueroa O.


El Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) y la Fiscalía Anticorrupción de Sonora (FAS) tienen el enorme reto de abatir la corrupción que se acrecentó en el Estado: Sonora hoy está entre los estados de la República con mayor índice de casos respecto a ese cáncer que tanto daña a la sociedad.

La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2017 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e informática (INEGI), publicada el jueves, reveló  que la corrupción en Sonora aumentó en 2 años y que el estado se encuentra en la posición número 9 con un índice de 15.1 por ciento, dos puntos más que en el 2015.

Llama la atención que, precisamente en el año que se creó el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) derivado de las reformas nacionales, la corrupción en Sonora haya aumentado hasta provocar que ahora esté entre los estados que mayor porcentaje de casos registró en el 2017.

Las entidades con mayor número de víctimas de corrupción, según el Inegi, son la Ciudad de México con 20.1 por ciento, Quintana Roo con 17.6, Morelos con 17.2, San Luis Potosí con 16.7. Chiapas con 16.2, Durango con 16 por ciento, Estado de México con 15.9, Chihuahua con 15.6 y Sonora con el 15.1 por ciento.

Tal pareciera que con el nuevo sistema, la corrupción aumentó como si los funcionarios deshonestos quisieran aprovechar hasta el último momento, antes de la entrada de las nuevas leyes para evitar ser castigados con rigor.

Porque con la entrada del nuevo sistema anticorrupción se pensó que iba a inhibir las conductas irregulares de los servidores públicos o al menos éstos “la iban a pensar dos veces” antes de cometer actos indebidos.

La corrupción, a nivel nacional, se ubica en segundo lugar de los problemas que más preocupan a los mexicanos, detrás de la inseguridad y la delincuencia.

Los actos de corrupción al realizar pagos, trámites o solicitudes de servicios públicos, entre otros en los que hubo contacto de ciudadanos con autoridades de los tres niveles de Gobierno, costaron en total más de 7 mil 218 millones de pesos en el 2017.

La encuesta del Inegi reveló que cada ciudadano perdió 2 mil 273 pesos, en promedio, al pagar “bajo cuerda” a algún funcionario corrupto para evitar un trámite o multa, también al pedir “el favor” de que le agilizaran alguna gestión o servicio.

La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental  2017 reveló que en Sonora el número de víctimas que han vivido actos de corrupción en trámites gubernamentales son 15 mil 100 por cada 100 mil habitantes, que representa el 15.1 por ciento.

Para el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) y para la Fiscalía Estatal Anticorrupción será una dura prueba revertir esa tendencia a la alza, pero tienen que entrarle “al toro por los cuernos” para evitar que la corrupción dañe más a la sociedad.

Y se requiere que den resultados en corto plazo porque combatir la corrupción les cuesta a los sonorenses más de 477 millones de pesos. Al menos éste fue el presupuesto que el Congreso del Estado autorizó en el 2017 a las instituciones dedicadas a combatir la corrupción:

·        La Fiscalía Anticorrupción,

·        La Contraloría del Estado,

·        El Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF),

·        La Contraloría interna del Congreso y ahora

·        El Comité de Participación Ciudadana (que se instaló el 31 de julio de 2017), integran el Sistema Estatal Anticorrupción para prevenir y sancionar la corrupción.

El Gobierno Estatal y los municipios también tienen que entrarle de lleno para abatir el problema porque el estudio del Inegi precisa que los servidores públicos que más actos de corrupción cometen en Sonora pertenecen a las áreas de seguridad pública y a instancias relacionadas con la propiedad y trámites municipales.

Las clásicas “mordidas”  a los policías representan los actos más recurrentes de corrupción. También los “moches” al realizar gestiones relacionadas con la propiedad, en pago de predial y otros trámites municipales, están entre los hechos de más prevalencia.

 

David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico davidfigueroao@me.com; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

 

 

           

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *