Estas líneas…



+ Registros locales, en el misterio; el “Gato” casi quedaba fuera; Villegas, brinco de regreso; la ciudad, riesgosa para la salud


Agustín Rodríguez L.

GUAYMAS, Son.- En medio de los misterios propios de quienes ocultan algo, se registraron las planillas que darán la batalla durante el próximo proceso electoral.

Así, Lorenzo de Cima vuelve a ser candidato oficial del PAN, ahora aliado del PRD, a la alcaldía que ya ostenta. Su planilla es distinta a la actual, lo cual le costó enojos entre quienes planeaban estar con él tres años más, suponiendo que gane la elección que viene.

Por el PRI-Verde Ecologista- Panal, la pugna casi hizo renunciar al “Gato” Luis Alejandro Bárcenas. Y cómo no, si las fuerzas al interior del tricolor le querían dejar sin síndico y regidores. Fue especulación fuerte que “podría no haber “candigato”. Al final, algo le dejaron y se dio con eso.

Hasta que el Instituto Electoral divulgue los registros sabremos quién es quién en las propuestas. Al menos oficialmente, pues las planillas ya vuelan en el ciberespacio.

Lo de Susana Corella siempre fue un hecho. El PRI ocupa su experiencia de ex alcaldesa y diputada federal para hacer labor útil, productiva, en el Congreso del Estado y no la dejará perder.

Y repiten como propuesta los regidores Jimena Jaramillo y Alfonso Uribe, gente de camiseta bien puesta, que da la cara por su partido. Se lealtad les valió el reconocimiento del “Negro” Gilberto Gutiérrez y el líder estatal, nobleza obliga, les fue recíproco.

Por el Movimiento Alternativo Sonorense creado por José Guadalupe Curiel, el regidor Porfirio Villa es candidato a alcalde, lo cual cayó bien en el ánimo guaymense, pues siempre se quedaba al margen pese a tanta talacha partidista que le deben. Curiel también es propuesta, en este caso por la alcaldía de Hermosillo, para preocupación del “Pato” de Lucas.

El MAS lleva en planilla a Raúl Sánchez Fourcade, acopiador de votos entre los pescadores; y al empresario gastronómico de San Carlos, Rubén Pinto. El primero, padre del regidor homónimo, quien ha frenado a Lorenzo de Cima cuando se pone pesado. El segundo, fue comisario del bello destino turístico y tiró la toalla cuando tras tanta chamba para mejorar las cosas, lo ignoraron y le negaron hasta el presupuesto asignado a la Comisaría.

Y aunque ya es historia, en Empalme el PRI y satélites tienen al “profe” Trini Flores Mendoza en marcha hacia la alcaldía, y solo debe preocuparle la panista Dalia Laguna, una dama que tiene todo para competirle.

Y un auténtico peso completo en el ranking político, Otto Claussen, es el candidato más fuerte por la diputación del 04 Distrito. Su gran ventaja es, gana elecciones. También tiene recursos para cuidar cada casilla de los 41 municipios que forman esa enorme geografía, en contraste con la capacidad limitada –les falta experiencia en estos menesteres--, del “Negro” Jesús Saldaña (PAN-PRD), o la gente de Morena.


MANUEL, BRINCO Y BRINCO

Acabo de leer la postura de Manuel Villegas, diputado local por Guaymas –XIII Distrito—,tras ser bloqueado por el panismo cuando quiso ser candidato a alcalde.

Hace apología de su trabajo legislativo –hasta eso, supera a muchos otros representantes— y enfatiza su “profundo amor” por Guaymas al afirmar que quiere ayudar a cambiar las cosas porque “nuestro Puerto tiene un enorme potencial que aun no ha sido explotado”. Cierto.

Pero, aquí viene lo bueno:

Acusa al Comité Directivo del PAN en Sonora, de estar “actualmente secuestrado por un grupo que antepone sus intereses personales antes que los del partido, de los ciudadanos y del bien común, apartado de los preceptos de sus ideólogos y fundadores”.

Acusa, cerraron de manera intolerante, con decisiones arbitrarias e ilegales, “toda posibilidad a mi intención de participar desde la ciudadanía, como precandidato a la alcaldía de Guaymas, pasando por encima de la voluntad de la militancia panista que han visto en mi persona a alguien que los puede representar dignamente y a quienes han prestado oídos sordos en su exigencia de realizar un proceso abierto que legitime a los candidatos”, pese a que “en el pasado gané bajo sus siglas la diputación antes mencionada y de la cual entrego buenas cuentas”.

Y aquí lo que quería remarcar:

“De manera increíble, pretenden impulsar la reelección del actual presidente Lorenzo de Cima Dworak, quien es ampliamente rechazado por la comunidad guaymense, al ser señalado por su mala gestión de gobierno y de actos de corrupción. De Cima, habrá de hundir al Partido Acción Nacional a niveles nunca antes alcanzado por este partido en nuestro municipio”.

“Guaymas merece un proyecto que genere mejores condiciones de vida para esta generosa comunidad, pero, la dirigencia del PAN, se empeña en mantener el atraso, la inseguridad, la corrupción y la división entre nosotros”, continúa su texto.

Advierte no estar dispuesto a permitirlo al ratificar compromiso con Guaymas “y que quede claro, yo seguiré buscando las vías correctas que me conduzcan a lograr los propósitos que me he fijado desde que me embarqué en el quehacer político”.

Lo hará, ahora se sabe, desde la coordinación de candidatos del PRI-Verde–Panal.

Le critican irse, oportunista, del PRI al PAN, aprovechando tratos con el panismo padrecista; hoy regresa. Como sea, el ex secretario del Ayuntamiento, hoy diputado local, opera bien entre los prociónidos y dispone de un equipo especializado en el campo, con experiencia en Sonora, Hidalgo, Durango y Puebla. Aguas pues.


GUAYMAS: CERRAR POR SUCIO

Hace años se opina que si el sector Salud aplicase la ley, Guaymas sería clausurado por sucio.

Hasta ahora la autoridad se decide a analizar el tema: la Comisión Estatal para Prevención de Riesgos Sanitarios atendió denuncias de ciudadanos por el problema de la basura generado por un panismo que al parecer, está empeñado en cambiar de empresa para entregarle el convenio de recolección de basura y su tratamiento, concesionado hace 10 años a Procesos Ambientales (PASA) y su procesadora de Residuos King Kong. Ya no le pagan, de plano.

Como la comuna no está preparada para manejar 130 toneladas diarias de basura, imagínese usted donde estarán esos desechos de todos tipos. Coeprison considera eso “un posible riesgo a la salud”. No. Es un riesgo, grave, a la salud.

Todavía no sabemos qué hacer ante estos problemas. Es que derivan de pleitos provocados por la misma autoridad cuando busca preservar el poder, por encima de la encomienda social que implican cada cargo público, así que esperemos conocer qué medida tomará la instancia para resolver este gravísimo problema, al margen de lo electoral.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *