¿Cuántos votos representa Gilberto Limón para la campaña del “Pato”?


Ernesto “Pato” De Lucas, consciente que lleva la delantera por la candidatura a la Presidencia Municipal de Hermosillo, manifiesta su humildad al decir que no se confiará en las encuestas porque las sigue considerando como “la fotografía del día”.

Sentado en la Mesa Cancún y cuestionado por los periodistas comandados por Carlos Rodríguez Pérez, la semana pasada, el candidato del PRI a la Alcaldía Naranjera, solamente habló de lo permitido por las autoridades electorales que habrán de sancionar el proceso que tendrá su día cumbre el domingo 1 de julio.

Información relevante como estadísticas sobre las edades de la población y su pobreza, o la educación y falta de empleo, fueron parte de los temas abordados por el ex Secretario de Educación y Cultura (SEC) en la sede del Hotel Gándara y en el programa “Entre Grillos y Chapulines” que conduce Hiram Rodríguez y un servidor.

Considerado como el alumno mejor evaluado en la mayoría de las escuelas y grados que estudió, De Lucas Hopkins no quedó mal con estas referencias al utilizar su buena memoria para citar datos muy específicos sobre los temas de seguridad, movilidad y otros problemas que aquejan a Hermosillo.

Tras haber tenido la experiencia de ser Secretario de Seguridad Pública a sus 28 años de edad durante el sexenio del ex gobernador, Eduardo Bours Castelo, el ahora candidato a la Alcaldía reconoció que éste asunto (la inseguridad pública) será uno de los temas más urgentes por resolver en su Administración.

En caso de quedarse con el triunfo en las elecciones, obviamente.

Al precisar que Hermosillo cuenta con un total de 1,303 colonias en todo su casco urbano (de alta y mediana clase social, residenciales, fraccionamientos, barrios populares y hasta invasiones), consideró necesaria la utilización de las casi 300 patrullas que se tienen y otras más que deberán adquirirse próximamente.

Sin detallar a fondo cuál será la estrategia a seguir para mitigar la delincuencia durante su posible mandato, dejó ver la necesidad de atacar los robos a casa habitación que suceden principalmente en las colonias populares y fraccionamientos de interés social; ya que por lo general, estas viviendas, se encuentran en sectores periféricos y lejos de las bases de la policía.  Además de no contar con servicios de seguridad privada, cámaras de video o alarmas.

Algunas de las acciones que piensa poner en marcha para mitigar tanta delincuencia, es activar programas deportivos en los 620 espacios recreativos que se encuentran en la ciudad. Entre ellos canchas múltiples que sirven para jugar basquetbol, voli y futbol de salón; además de campos de beisbol y canchas de futbol 7 y soccer, tenis y softbol, entre muchas otras áreas verdes como andadores y caminadores improvisados donde la gente hace ejercicio incluso dentro de la maleza.

Estos programas deportivos que piensa implantar el ahora candidato priista, servirían para incrementar las rutinas de ejercicio de niños, jóvenes y adultos. Con más razón porque Hermosillo es el segundo municipio con mayor obesidad infantil en todo el país.

La movilidad y servicio del transporte urbano, añadió, son otros problemas que dilatan el desarrollo que debería tener Hermosillo.

Por principio de cuentas, lamentó la gran cantidad de automóviles que saturan las vialidades de la ciudad, al grado de existir 2.8 carros por cada hogar hermosillense.

Mientras que el transporte público, expresó, no se presta el servicio que requiere la población que sale a trabajar o a estudiar muy temprano y que regresa muy noche, “por eso la necesidad de que las rutas empiecen a funcionar a partir de las 4.00 de la mañana y que terminen a las 12.00 de la noche”, precisó.

En su conversación dijo que en la ciudad hay por lo menos nueve cruceros conflictivos por los que pasan carros nacionales y extranjeros (llamados chocolates), siendo uno de los problemas el cruce que diariamente hacen muchos hermosillenses desde la parte norte que colinda con Pueblitos hasta el lado sur pegado a la Nuevo Hermosillo, concretamente al Parque Industrial.

Y en esos cruceros, indicó, se harán las evaluaciones y modificaciones necesarias para darle mayor fluidez al tráfico que se siente más pesado durante las temporadas de verano que ya se avecinan.

Un dato revelador que citó De Lucas en su conversación, es que en los próximos doce años Hermosillo contará con prácticamente la mitad de la población que para entonces existirá en Sonora.

Por eso la necesidad de mejorar y arreglar, entre muchas otras cosas, la recolección de basura, el alumbrado público y la red de agua potable, ya que actualmente del total de líquido que llega a través del acueducto, se desperdicia en fugas hasta un 40% por las malas condiciones de la tubería que va a las casas.

“No debemos tener una visión changarrera”, criticó De Lucas, “ya que a través de tantos años de gobiernos encabezados por empresarios panistas, la deuda de Hermosillo ha crecido más que cuando se han tenido gobiernos con políticos priistas”.

Ante estas declaraciones y por pregunta directa de un servidor, el candidato priista aseguró que va por seis años en la Silla Presidencial del Municipio, “porque lejos de pensar que en la vida y en la muerte trasciende la reputación de cualquier persona, yo quiero hacer algo que realmente mejore las condiciones de vida de los hermosillenses”, aseguró.

“Es por eso”, agregó, “yo respeto a todos mis contrincantes políticos. Sobre todo porque sé que todos ellos son competitivos…’Charly’ León, Célida, Doña Myrna, Barraza…”.

REFUERZA “PATO” DE LUCAS SU ESTRUCTURA

Dentro de toda la migración que existe entre los políticos de México (incluyendo los de Sonora), el partido Tricolor y concretamente Ernesto “Pato” De Lucas se ha convertido en uno de los protagonistas.

O más bien dicho, se ha convertido en receptor y anfitrión de ex militantes del PAN que se han sumado a su causa.

Los primeros panistas que se supo que se integraron a la pre campaña del PRI por la Alcaldía de Hermosillo, fueron los operadores políticos de Alejandro López Caballero, quien desde hace algunos años, se sabe, no goza ni comparte ninguna simpatía con Damián Zepeda Vidales, actual dirigente nacional del PAN.

De hecho y mucho antes de que De Lucas Hopkins fuera mencionado como virtual candidato del PRI a la Alcaldía Local, ya se sabía que un selecto grupo de colaboradores de López Caballero se habían integrado al equipo de pre campaña de la entonces diputada federal, Sylvana Beltrones Sánchez, despachando incluso en la oficina que aún tiene frente a la Capilla del Carmen, en el centro de la ciudad.

Recientemente este domingo por la mañana, Gilberto Limón Corbalá, que siempre se había distinguido por ser uno de los defensores más férreos del panismo en Sonora, anunció su adhesión a las filas del “Pato” De Lucas, con lo cual se presume que traerá a más compañeros azules que están inconformes con la actual dirigencia nacional y estatal que encabezan Zepeda Vidales y Alejandra López Noriega, respectivamente.

Aunque Limón Corbalá asegura que él seguirá siendo panistas porque no piensa renunciar a su partido, su adhesión a las filas del “Pato” De Lucas y concretamente al PRI, serán motivo suficiente para que las cúpulas azules lo corran definitivamente.

Lo que no sabemos aún, es cuántos militante panistas representa Gilberto Limón y que tan animados están para sumarse a la campaña priista.

Igualmente pienso de los agricultores y líderes del Valle del Yaqui que se sumaron a la causa de Sylvana Beltrones y Manuel Ignacio Acosta que buscan llegar al Senado de la República por el PRI.

Seguimos en la semana.

eugeniomaderosamaniego@gmail.com

www.perspectivasonora.com

Facebook Eugenio Madero Samaniego

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *