Declaran ilegal la huelga del Steus


Contrario a la actitud madura y responsable del Staus al aceptar los ofrecimientos de rectoría, el sindicato Steus se fue a la huelga y colocó las banderas rojinegras en la Máxima Casa de Estudios, pero el paro fue declarado inexistente por la autoridad laboral por presentar de manera extemporánea el recurso de emplazamiento.
El sindicato académico Staus que lidera Cuauhtémoc González Valdez votó, en su asamblea sindical en proporción de dos a uno (817-432) contra estallar la huelga este lunes, al considerar como un avance las propuestas de la autoridad universitaria en los temas del Fondo de Pensiones y aportaciones al Isssteson, la revisión del Estatuto de Personal Académico y el incremento salarial y prestaciones. 
El dirigente del Staus dijo que algunos docentes consideraron insuficientes las propuestas del rector Enrique Velázquez Contreras, pero el líder sindical señaló que son un avance para la revisión contractual del 2019.
En cambio, el Steus que dirige Ismael Arredondo Casillas, ya había anticipado un negro panorama para la Unison al rechazar la propuesta de rectoría al pliego petitorio de la revisión contractual y salarial, sobre todo la molestia era en torno al poco avance en el tema del aumento a la despensa y a la bolsa de ahorro, y por si fuera poco pretenden que la Unison le subsidie el alza a la aportación al Isssteson.
El rector Enrique Velázquez, lamentó el estallamiento de huelga por parte del Steus, y destacó que la autoridad laboral archivara el expediente para declarar inexistente el paro, pero se comprometió a seguir con el diálogo con los trabajadores y empleados sindicalizados, con la advertencia de que que no hay más recursos que ofrecer.
Velázquez Contreras reconoció el apoyo de la gobernadora Claudia Pavlovich al aportar recursos estatales para lograr la propuesta de 300 pesos a la despensa de los trabajadores del Steus, pero exigían 600 pesos, cosa que el rector considera imposible, pues tan solo con los 300 pesos la Unison tendrá que desembolsar 10 millones de pesos. 
"La negociación total, nada más con el sindicato Steus, representa una erogación para la Universidad por 26 millones 800 mil pesos", dijo el rector, y que eso junto a los ofrecimientos al Staus pondría en un predicamento financiero a la Unison.
Y así se escribió la historia. Se hizo efectivo el maleficio a los rectores, al estallar una huelga en su primer año de gestión. 
En estos tiempos modernos, solo Jorge Luis Ibarra Mendívil mantuvo a la Unison por ocho años sin huelgas, rompiéndose la luna de miel con sindicatos en la siguiente gestión de Pedro Ortega Romero, donde los sindicatos estallaron huelgas y paros como si fueran palomitas. Las huelgas siguieron bajo la administración de Heriberto Grijalva Monteverde, quien al igual que su relevo se opuso a ser rehén de los sindicatos universitarios y le tupieron con huelgas y paros locos y hasta ataques a su persona y a sus bienes.
Ahora habrá que ver hasta donde llega el Steus con su huelga declarada ilegal por la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo Horacio Valenzuela Ibarra, quien advirtió que se archivó el emplazamiento a huelga.
El Secretario del Trabajo indicó que la dependencia estatal resolvió improcedente el emplazamiento a huelga por parte del Steus al presentar ante la autoridad laboral este recurso el 16 de marzo siendo que el periodo de vigencia del contrato colectivo anual concluía el 20 de marzo.
Valenzuela Ibarra destacó los esfuerzos del Gobierno del Estado y de las autoridades de la Unison se logró cumplir una de las principales demandas del Steus al incrementar hasta 300 pesos el bono de despensa mensual, razón por la cual le tomó por sorpresa la decisión del Steus de estallar a huelga.
El Steus ha roto el récord de la huelga más larga en la Unison, en tiempos de la dirigente Dorotea Rascón Gámez, con varios meses de paro de actividades en la Alma Mater, tiempos que los universitarios ni los sonorenses quieren que se repitan.
Así las cosas, a pesar de ser declarada inexistente la huelga, el Steus sigue con su paro ilegal, tomando las instalaciones universitarias en perjuicio de 30 mil universitarios y de la sociedad sonorense. 
Las autoridades universitarias podrían utilizar a la fuerza pública para hacer valer la ley y quitar las banderas rojinegras del Steus, pero es preferible agotar el diálogo a utilizar “el garrote”, pero que no se pasen de tueste porque la gober ha demostrado que no le tiembla la mano para hacer cumplir la ley, y menos tratándose de su Alma Mater. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *