Sí pero no: PT y PES

Si bien causan incertidumbre y temor social recientes eventos de violencia del narco en Sonora, muy lejos estamos del acontecer cotidiano en otros Estados del país y en donde a pesar de tráilers repletos de cadáveres, asesinatos en masa e incidencia delictiva al doble o más de lo que ocurre en esta entidad, la Federación no ha tenido que asumir la seguridad pública ni atropellado soberanías.

Y tampoco las legislaturas estatales han solicitado dicha intervención, tal como fue planteado por la bancada de MORENA y aprobado en el Congreso del Estado, en donde de nueva cuenta se recurre a la retórica extremista y concluyente a partir de la insistencia de sus diputados de mantener sus discursos de campaña, ahora llevados a la tribuna legislativa con formato de pasquín amarillista y sin siquiera cumplir con la técnica parlamentaria.

Y lograron el primer éxito gracias a la posición pusilánime y timorata de los grupos parlamentarios del PT y PES, que se sumaron a una propuesta sin pies ni cabeza al votar a favor solo porque privilegiaron su permanencia de la coalición por sobre dos riesgos: que la legislatura estatal haga el ridículo en donde se analice su exigencia y sea desechada o que sea aprobada y veamos al ejército en las calles en tareas de policías, lo cual en municipios de algunos Estados ha resultado funesto.

Incomprensible el que en aras de aparentar unidad con su coaligada, lo cual sería cosa menor y a pesar de que Rodolfo Lizárraga, coordinador del PT y Jesús Alonso Montes Piña del PES, expusieron sólida argumentación en contra de la propuesta morenista, a fin de cuentas fueron sometidos y ellos y sus pastoreados, aprobaron el mamotreto, y lo dijeron de forma expresa, para no afectar a ese trinomio.

Nitzia Gradias Ahumada

Sobra decir que el orden del día de la sesión de este martes, en su mayor parte se trató de puntos de acuerdo, exhortos y participaciones de apuntalamiento a frivolidades y a invocaciones inexactas, como por citar una, la responsabilidad que atribuyó la presidenta Rosa María Mancha a la Secretaría de Gobierno porque la Carretera Costera no ha sido concluida en el extremo sur de Sonora.

Se salvan por su abordaje responsable y propositivo con ánimos realistas, los planteamientos sobre la reforma regulatoria expuestos por la diputada Nitzia Gradias Ahumadao promover la paz y la buena convivencia comunitaria de Rodolfo Lizárraga, por citar un par, pero que no rebasan el sentido de exhortos, que la verdad y de acuerdo a la experiencia, son como llamados a misa.

De mayores efectos la pretensión de que en materia de seguridad la Federación supla facultades y obligaciones del Gobierno del Estado y de los Ayuntamientos, que por voz de la coordinadora de MORENA, Ernestina Castro Valenzuela, justifica porque dice que resulta necesario “recuperar la normalidad democrática”, invocación sin sentido que no resiste análisis serio.

Por cierto, la fundamentación para pretender esa intervención invoca e interpreta de forma errónea artículos de la Ley de Seguridad Interior, además de ir a contracorriente de reiteradas posturas del partido promovente, que como se sabe ni siquiera estaban de acuerdo y de plano rechazaban la presencia de la milicia en las calles, pero que ahora sobredimensionan hechos para exigir lo contrario.

Incomprensible el que el Grupo Parlamentario de MORENA incurra en esos dislates y no atine a guardar proporciones y se aviente como “El Borras” en un asunto de tal importancia, al ofrecer en bandeja de plata a la Federación la soberanía del Estado y de los Ayuntamientos, a partir de retórica parcial, obtusa e incongruente.

Rosy Martínez

Inexplicable el que mientras el próximo titular de Seguridad Pública, Alfonso Durazo cuestione la Ley de Seguridad Interior y proponga su abrogación para formular un nuevo marco jurídico al respecto, sus diputados en Sonora se prendan de ella en un ejercicio irresponsable y sólo con fines panfletarios.

Obviamente hubo respuesta de parte de la diputada, Rosy Martínez, quien hizo alusión a la solicitud que desde el lunes realizó la gobernadora Claudia Pavlovich al presidente Enrique Peña Nieto, para que la federación apoye de forma más decidida las tareas para enfrentar a las bandas del crimen organizado que se matan entre sí en territorio sonorense y que en todo caso el exhorto debiera ser en apoyo al requerimiento de la mandataria.

La verdad es que creímos que dicha solicitud de la gobernadora mojaría la pólvora y atemperaría extremismos de los morenos en el Congreso del Estado y ese punto del orden del día sería retirado, pero no ocurrió así y por ello dimos cuenta del primer debate con cierto nivel en la presente legislatura, destacando la maciza posición planteada por Armando Alcalá, quien con el propósito de no hacer el ridículo allá en la presidencia con una estulticia, la propuesta se turnara a comisiones para que en todo caso sea formulada en forma correcta.

Lo ideal sería que más allá de los efectismos mediáticos que pretenden exacerbar el ánimo social, los de MORENA se hubieran enterado de la diferencia entre que la Federación asuma la seguridad pública en Sonora y la urgencia de que el Gobierno Federal apoye de forma más decidida con más número de elementos y en tareas de inteligencia.

Insistimos que tal como lo apuntaló Rogelio Díaz Brown, de darse por ciertos los dichos de la coordinadora de MORENA, en la mayoría de las entidades del país ya estaría la Federación a cargo de dichas tareas y en serio, que las condiciones en Sonora son menores a como andan por otros lados.

Jesús Eduardo Urbina

Más bien se trató de un ejercicio oportunista de lucimiento y aparentar solidaridad y compromiso frente a los recientes eventos de sangre de alto impacto, con el riesgo de que por esa vía tan irresponsable se haga escarnio de un esfuerzo que a pesar de lo que se diga ha dado resultados notables y que al contrario, de forma incongruente se pida la militarización de Sonora invocando una ley que el mismo Alfonso Durazo, próximo Secretario de Seguridad Pública Federal, considera obsoleta y requiere ser abrogada.

Buena la anterior referencia hecha por el diputado Jesús Eduardo Urbina, del PAN, de quien debemos reconocer ha tenido muy buenas intervenciones, particularmente en ese tema, restregando a los del grupo mayoritario la incongruencia de proponer entregar la seguridad pública del Estado a la Federación, cuando es dicha instancia como responsable de atacar al narco, la que ha fallado en la materia, “y es a ellos a quien le están pidiendo que se haga cargo; congruencia señores”, les pidió.

Bueno el abordaje también el del profe Fermín Trujillo Fuentes, del Panal, en lo que fue una pieza educativa respecto a cómo deberían hacerse las cosas desde el punto de vista de la técnica legislativa si lo que se quiere es que las instancias de gobierno fortalezcan el combate al crimen organizado y no sólo recrear matazones para culpar a autoridades locales.

Contundentes también el posicionamiento de Gildardo Real, al describir las consecuencias de lo que están pidiendo los de MORENA y en cambio propuso que el Congreso se comprometa a fortalecer el municipalismo y la capacidad de respuesta de las policías municipales, así como el de Luis Mario Rivera, al comentar referencias históricas de cómo ha terminado en diversas entidades del país, donde la Federación ha tomado el mando de la Seguridad Pública o sea en donde salió más caro el caldo que las albóndigas.

Gildardo Real

Si bien los del PT y del PES tiraron al cesto de la basura la consistencia y definición que habían mostrado en sus abordajes, de reconocerse el buen nivel del debate de las coordinaciones parlamentarias y representaciones minoritarias, tocándole a los de MORENA los citados extremismos y tremendismos, incongruencias y contrasentidos, no faltando las ya tradicionales estupideces del panista padrecista, ahora abanderado de la revolución proletaria, “El Pollo” Castelo, obsesionado en cobranzas por los agravios contra su encarcelado amo.

Así las cosas, la necesidad de presentar algo más serio y profesional a la Federación no fue tomada en cuenta porque por fin MORENA pudo sacar adelante ese punto de acuerdo, luego de la ya citada extraña conducta de las representaciones del PT y el PES, quienes votaron a favor solo para dejar ver unidad con MORENA, a pesar que en sus distintas intervenciones manifestaron estar en contra de la propuesta y coincidieron en la propuesta de que se diera trámite de comisión para corregir dislates.

Como sea, no será con ese tipo de ocurrencias como se atenderá con efectividad el grave trance que enfrenta la sociedad mexicana, aunque algo bueno hay que reportar a casa de la jornada legislativa, porque de acuerdo a lo que vimos, ya trabajan con normalidad empleados y funcionarios administrativos y aunque lo esperamos, nada dijo al respecto la Mancha Ornelas.

Más temprano, nos tocó ser parte de la juntada entre el Secretario Técnico del CEN del PRI, Ernesto Gándara Camoú y el selecto espacio de comunicación de todos los martes del Grupo CORSAS y nos contenta el alto nivel de madurez política alcanzado, solidez y consistencia expositiva, visión de estado y hasta su equilibrada pluralidad y posición democrática al referirse a otros partidos políticos.

Mesa CORSAS con “El Borrego”

“El Borrego” no se anda con rollos y por eso ratificó que para el 2021 va por la gubernatura; quiere ser postulado por el PRI preferentemente, pero si no, ya vería como; lleva una muy buena relación de amistad con la gobernadora Claudia Pavlovich, con Manlio Fabio Beltrones y con Eduardo Bours, y no, no se le advierten cargas de rencor luego de sus dos fallidas intentonas a la gubernatura.

Se describe como un político de alianzas y hablar de frente, porque lo que es de frente no es traición, destacando sus avances en el diagnóstico de la situación actual de su partido luego del resultado de la elección del pasado 1 de julio, evaluación que observa de forma cercana.

Miren, la plática con nuestro amigo fue de más de dos horas y por ende hay mucho material, ese mismo que diseccionaremos en el siguiente despacho, aunque mientras tanto podemos adelantar y prospectar que el PRI tiene gallo con grandes espolones y muy competitivo para lo que se viene en lo que ya es considerada como “la tercera es la vencida”.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *