Alcanza Baranzini a Platt en la carrera por la UGRSS

La elección para nuevo presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS), está resultando tan competida como si se tratara del trampolín de la candidatura para Gobernador del Estado en el 2021.

Héctor Platt Martínez, actual dirigente y quien se alejó de los productores sonorenses en los últimos tres años, ha vuelto tener el acercamiento con todos aquellos que piensa le pueden apoyar en la votación de Delegados a celebrarse el primer fin de semana de la próxima Expo Gan a celebrarse durante el primer cuatrimestre del 2019.

Daniel Baranzini Hurtado, por su parte, es un joven comercializador de la carne sonorense en Estados Unidos y heredero de esa gran tradición que le ha dado prestigio a nuestro estado por varios siglos.

Ambos contendientes han hecho reuniones y compromisos con todos aquellos emprendedores de las actividades del campo que también piensan que es hora de levantar el gremio a nivel general; ya sean pequeños, medianos y grandes productores.

Por lo que hemos sabido de Platt Martínez, se trata de un “ganadero light” que simplemente heredó de su papá todo su patrimonio; lo cual no lo hace ser un ranchero, como la mayoría de los ganaderos que acostumbran lazar y ordeñar reses de buena raza.

En conversaciones personales con productores de diferentes niveles económicos y de una buena parte de las 92 asociaciones locales, me han comentado el trato déspota y las innumerables negativas del dirigente para recibirlos en su oficina de la UGRS, la cual está decorada con vaquetas y utensilios del campo.

Pero a raíz de su postulación para seguir en la silla de cuero que han utilizado otros ilustres ganaderos, me informan que ahora hasta entra y sale por la puerta principal de la Unión Ganadera para saludar a cuanto ranchero grande o pequeño productor acude a hacer algún trámite.

En otros tiempos y tratando de quedar bien con las grandes esferas del poder político, Héctor Platt hasta mandó publicar desplegados en los periódicos locales para darse a notar como un supuesto líder en su sector.

Prueba de ello fueron las felicitaciones que extendió en el 2009 (vía El Imparcial) a Guillermo Padrés Elías, luego de confirmarse el triunfo del panistas como Gobernador de Sonora.

Dicha práctica, por cierto, la ejerció nuevamente hace unas cuantas semanas para pedir públicamente que las grandes cúpulas del partido Morena en Sonora saquen sus manos del proceso de elección a celebrarse en los próximos meses. Esto luego de que Daniel Baranzini hizo una reunión y se tomó una foto con el delegado de Bienestar (antigua Sedesol), Jorge Taddei Bringas.

A todo esto debemos de agregar la gran amistad que tiene Héctor Platt con Luis Sierra Maldonado, quien en su paso como presidente de los ganaderos sonorenses también dejó mucho qué desear; al grado de aumentar su fortuna y hacer negocios aprovechando su posición.

Y fue tanto el abuso de poder, que hasta tenía una planta purificadora de agua (particular) dentro de las instalaciones de la Expo Gan.

Del caso de Daniel Baranzini -que tiene la agricultura y ganadería como herencias familiares-, ha sostenido reuniones con diferentes asociaciones locales a las que les ha solicitado su apoyo; las cuales, según nuestros informantes, tendrán que renovar sus mesas directivas y nombrar a los nuevos delegados que habrán de emitir su voto en la elección estatal.

Pero a raíz de todo esto que tiene qué ver con política, debemos destacar las sorprendentes “casualidades” que surgen cuando una contienda es motivada por conflictos de intereses.

Ahora que Baranzini Hurtado ha tenido buenos acercamientos con las asociaciones locales y que se le ven reales probabilidades de ganar, le han sacado supuestos trapitos al sol por su gestión como presidente de la Sociedad Cooperativa de Ganaderos Organizados de Sonora (Socogos), la cual es una filial de la UGRS.

Guillermo Camou Arriola, actual dirigente de esta cooperativa fundada en 1982, señaló que durante la administración de Baranzini Hurtado en Socogos se registró un daño patrimonial de alrededor de 15 millones de pesos, “más otros 200 mil pesos que prácticamente no es nada”, dijo.

Lo curioso del caso, y por el cuestionamiento que le hizo el excelente reportero, Juan Bernardo Díaz Ayoub, es que los directivos de Socogos y ganaderos afines a Platt Martínez -en voz de Camou Arriola- están sacándole la supuesta carga negativa al hijo del líder productor de nuez en Sonora, Carlos Baranzini Coronado.

De acuerdo a algunos productores que conocen de la calidad moral y honradez de los ex presidentes de la UGRS, Agustín Hurtado Aguayo y Luis Leocadio Aguayo Aguilar (tíos de Daniel Baranzini Hurtado), es que si fueran ciertas estas versiones, jamás le hubieran dado el apoyo a su sobrino.

De las cosas raras que tiene este proceso, es que si a Héctor Platt Martínez se le señala su amistad muy estrecha con Luis Sierra Maldonado; les informo que a Baranzini Hurtado también le achacan su compadrazgo con Luis Sierra Abascal, hijo del ahora ex presidente de la UGRS y también muy ligado al sexenio de Guillermo Padrés Elías.

La diferencia es que Baranzini Hurtado sí ha reconocido públicamente la relación personal con Sierra Abascal.

Y tanto Sierra Maldonado como Sierra Abascal, fueron señalados en su momento como autores de varias negociaciones que pudieran haber perjudicado el patrimonio de los sonorenses. Entre ellas la compra e importación de caballos de raza emprendida por el mayor de ellos.

Lo cierto es que después de casi dos meses de campaña, Platt Martínez ha estado viendo muy de cerca su final como presidente de la UGRS; ya que Baranzini Hurtado ha seguido avanzando en la preferencia de los rancheros sonorenses.
Y usted conoce el dicho muy ecuestre:
¡Caballo que alcanza, gana!

Bueno, amigos. Después de que usted ya disfrutó sus vacaciones de invierno, aquí estaremos comentándole más sobre este interesante tema. Y otros más que surjan en nuestra jornada reporteril.

Que tengan muy buen año.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *