Estas líneas…


+ La gobernadora anuncia la emergencia y hace su parte; se ven lentos los maquileros; Nogales nervioso: bloqueó entrada a México; Jaime Iván Cota sanciona a transportista abusivo; lo despiden por no cumplir, y lo vuelven a contratar

Agustín Rodríguez L.

GUAYMAS, Son.- El mensaje de la gobernadora Claudia Pavlovich al declarar la emergencia por la pandemia no tiene vuelta de hoja: a cuidarse todos, que el Gobierno del Estado ya hace su parte.

A solicitud del Consejo Estatal de Salud, decretó la emergencia sanitaria “Ante el Coronavirus Todos Jalamos”, que busca preservar la salud de las y los sonorenses y mitigar la propagación del Covid 19, que de entrada, suspende actividad en sectores no esenciales para que los trabajadores se queden en casa. Van a conservar su empleo e ingreso como dice la ley, además de preverse ya los apoyos indispensables para grupos vulnerables.

Son cinco medidas fundamentales contempladas en el decreto: preservar la vida y la salud, por eso se fortalecerá la estrategia Quédate en Casa; seguirán solo actividades esenciales (abasto y disponibilidad de alimentos, medicamentos, equipo médico, servicios de agua, energía eléctrica, distribución de combustibles, transporte, servicios públicos); programas alimentarios para quienes se encuentran en extrema vulnerabilidad; determinar condiciones para que una vez concluida la contingencia, se pueda recuperar la economía del estado, para lo cual se creará un fondo especial de apoyo a micro, pequeña y mediana empresa.

Y la quinta: que el Gobierno del Estado siga trabajando con servicios accesibles desde casa, a través de contacto telefónico y en línea.

El dinero es gran preocupación, pero la gobernadora Pavlovich anunció un fondo adicional de 500 millones de pesos para que se cumplan los cinco puntos establecidos. No olvidó llamar –con respeto, porque son autónomos-- a todos los ayuntamientos a sumarse a este esfuerzo.

Aunque usted ya debió escuchar ese mensaje –si no, escúchelo--, abundo en él:

Llamó a evitar compras de pánico (los supermercados seguirán abiertos, así como los centros de salud y muchos otros servicios necesarios); todos los días se trabaja en el seguimiento de esta contingencia sanitaria y se anticipan acciones para contener sus impactos en Sonora.

Y para no vernos en el espejo de lo que ocurre en el mundo, advierte la gobernadora, deben tomarse las medidas anunciadas, a partir de ponderar la importancia de quedarse en casa.

Los que no pueden quedarse, tomen toda precaución. Que preocupación por los que viven al día, pero tendrán apoyos, sin duda, porque esto es una prueba a la solidaridad humana; que por cierto, no la practican comerciantes que han encarecido sus precios, o transportistas que no respetan tarifas y que deberían ser exhibidos en su voraz cuanto criminal abuso y castigados.

En la región Empalme-Guaymas había una sicosis porque se han visto muy lentos los ejecutivos de las plantas Bella Vista y Roca fuerte cuando les piden explicar sus prevenciones. En algo así como 40 naves industriales concentran a 18 mil trabajadores en un solo día y eso es un enorme riesgo. Su problema es que tienen contratos de producción y están estirando mucho la cuerda antes de aceptar que la gente debe irse a casa, con los debidos apoyos propios de una contingencia.

En el plano estatal la organización Index, que los agrupa, dijo que este sábado podría comenzar el paro en una tercera parte de ellas. No en todas pues. Se supone que permanecerán algunas para producir insumos de apoyo.

Gerardo Álvarez se llama el vocero de los maquileros. El dijo que las mismas empresas informarán la forma de resolver la situación de los trabajadores en unas 330 firmas donde laboran 120 mil personas. No especulemos, si algo falla, intervendrá el trabajo sindical; traen puesta la camiseta de la justicia social, nunca tan necesaria como en estos tiempos.

TIROS RÁPIDOS

1.- Estados Unidos cerró su frontera los mexicanos, si no es estrictamente necesaria su ingreso al país.

Los nogalenses están molestos y nerviosos porque México no hace lo mismo. En este momento de crisis al alza, deja pasar a quienes vienen del país más afectado por el coronavirus de donde, precisamente, han venido la mayor parte de los contagios, por eso el miércoles bloquearon el paso. Y dicen que lo volverán a hacer.

2.- Aplaudo a Jaime Iván Cota Castro, delegado de Transporte en Guaymas y Empalme.

A pesar de los muchos compromisos que tiene con los concesionarios del transporte urbano de pasaje, ayer aplicó una sanción –apenas 4 mil 300 pesos que, dicen, él pagó--, a Transportes Especializados de Guaymas, de Aldo González, por fijar las tarifas que le dio su gana.

La crisis lo hizo trabajar. Ojalá así siga.

3.- Juan Carlos Rodríguez Aguilar es médico, de los escasos urgenciólogos que hay en la zona y, quizá por eso, tuvo que volver a la dirección del Hospital General de Guaymas.

Se van a ocupar pues, porque las urgencias podrían estar a la orden del día con eso de la pandemia que nos amenaza.

Lo malo, y esto debe tenerlo muy en cuenta el Sector Salud, es que Rodríguez Aguilar no es ejemplar en el trato hacia los demás, no gana un premio a la simpatía y, peor, no tiene tiempo de atender el trabajo, pues debe cumplir con tres empleos en el IMSS, en el ISSSTE y en el propio Hospital.

Hace tres meses se le despidió por eso, porque no podía cumplir. Lo decía cada vez que lo buscaban para una urgencia médica o administrativa; si ahora lo llaman, debe optar por cumplir o irse, no sea que se le muera alguien y sus familiares luego quieran lincharlo, pues vienen tiempos aciagos.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *