Los héroes urbanos se juegan la vida a diario


Cada vez que se anuncia y se ejerce una inversión fuerte para la infraestructura del casco urbano de Hermosillo o de otra ciudad del estado, siempre existe la inconformidad de los automovilistas y de la gente de a pie por las molestias ocasionadas.

Algunos ejemplos fueron las obras del entonces polémico Plan Sonora Proyecta del ex gobernador Eduardo Bours Castelo.

Concretamente el emblemático puente y distribuidor vial que se encuentra frente al Estadio Héctor Espino, provocó muchas inconformidades por parte del respetable (como decían los clásicos de la crónica deportiva).

También podríamos citar a la construcción -hace 35 años- del Puente Trébol, y más recientemente su rehabilitación durante el 2019.

A lo que voy es a esto:

Cuando la alcaldesa Célida López anunció la rehabilitación -con cemento hidráulico- de la calle Matamoros en el tramo de Colosio y Serdán, muchos hermosillenses tuvimos la perspectiva del colapso vehicular y peatonal que se ocasionaría.

Lo que nadie esperaba es que los trabajos se iban a desarrollar de una manera extremadamente normal. Sin necesidad de utilizar calles alternativas y con espacio suficiente para desplazar la maquinaria y los materiales de construcción correspondientes.

Esa tranquilidad, como ya sabemos, se debió a la cuarentena instruida por las autoridades de salud que han hecho un gran esfuerzo para evitar mayores contagios por el coronavirus.

De ninguna manera nos atreveríamos -ni siquiera pensar- que esta pandemia “nos cayó como anillo al dedo”, como tontamente lo expresó el presidente de los chairos en México.

Aclarando, reiteradamente por parte nuestra, que en lugar de esta nueva enfermedad hubiéramos preferido batallar por siempre con las molestias provocadas por la rehabilitación de nuestras calles.

Lo que realmente pretendemos resaltar en estos sencillos comentarios, es el trabajo diario de esos obreros y/o albañiles de las empresas contratadas por la Cidue Municipal a cargo de José Eufemio Carrillo Atondo; y de los propios empleados del Ayuntamiento de Hermosillo.

Otro sector en reparación y con cemento hidráulico que también lleva un buen avance por este motivo de aislamiento social, es un tramo de la calle García Aburto, al norte de la ciudad.

Qué decir del bacheo que se está aplicando en una gran cantidad de colonias de todos los sectores, lo cual ha permitido que se fortalezcan bien los asfaltos de nuestras calles.

Cierto que aunque hay mucha gente que ante las evidencias no cree en el problema del coronavirus (¡y esa es una gran verdad!, para sorpresa de los que sí creemos), las calles de Hermosillo se han visto poco transitadas por automóviles y eso ha permitido que se realicen los trabajos que han mejorado las condiciones de rodamiento y sus áreas peatonales (banquetas).

En el caso de la calle Matamoros -en pleno centro de la ciudad-, una vez rehabilitada en su totalidad, nos brindará la garantía de que cuando llueva no tengamos que andarle sacando la vuelta a los hoyos que provoca el agua.

Lo malo es que cuando todos volvamos a la nueva normalidad, el tráfico será nuevamente intenso y con los problemas viales ya conocidos. Principalmente por las descortesías y prepotencia de algunos operadores de camiones urbanos de pasajeros.

Pero bueno.

Reiteramos nuestro reconocimiento para los demás trabajadores del Ayuntamiento que siguen en la lucha diaria y brindando los servicios públicos que la población ocupa. Entre ellos podemos incluir a los que pertenecen a la recolección de basura, quienes -haga frío o calor- pasan dos veces a la semana por nuestras casas recogiendo lo que desperdiciamos en nuestra cuarentena.

Qué decir de los locos (así se les dice a los trabajadores de las cuadrillas) de Agua de Hermosillo, quienes sin importar si el líquido es potable o del drenaje, meten su cuerpo hasta el cuello para reparar una fuga o cambiar una válvula con sus manos.

Y si hablamos de buenas acciones, es obvio que el mayor mérito de todos nuestros héroes contemporáneos en esta crisis de salud mundial, son los médicos y enfermeras de las diferentes instituciones que diariamente cumplen con su responsabilidad y literalmente se juegan la vida.

Ellos no solamente se arriesgan al tratar directamente a enfermos del coronavirus u otros males, sino que también exponen a sus propias familias cuando regresan a sus casas.

Y entre tantas personas e instituciones que se han sumado a la lucha por la expansión de esta pandemia, podemos incluir a los maestros de la Sección 54 del SNTE que dirige Raymundo Lagarda Borbón, quien facilitó -y por acuerdo de sus agremiados- sus instalaciones para habilitarlas como hospitales temporales y tener la capacidad de atender a enfermos de este virus.

De hecho durante la semana pasada, la propia gobernadora Claudia Pavlovich Arellano acudió al hotel de la Sección 54 del SNTE, para supervisar las adaptaciones que se han hecho con la inclusión de camas y equipo médico.

Estas instalaciones podrían ser utilizadas (esperemos que nunnnca suceda eso) por pacientes considerados no graves y de población abierta que atiende la Secretaría de Salud que dirige Enrique Claussen.

Y también servirían para derechohabientes del Isssteson.

Días posteriores a la visita de l Mandataria, por cierto, el propio director de esta institución, Pedro Angel Contreras López, supervisó otras áreas de los edificios pertenecientes al sindicato de maestros que se encuentran en la colonia Periodista.

Cabe resaltar que todas las instalaciones del SNTE 54 en Sonora, desde Huatabampo a San Luis Río Colorado, se encuentran a disposición de las autoridades de salud para habilitarlas y/o utilizarlas con el fin de superar esta pandemia.

Por último, un agradecimiento a Samuel Nadab Chenoweth Acosta, director de Vialidades y Semaforización de la Ciude Municipal, por haberle dado curso al trámite de un permiso para cochera de discapacitados y/o personas de la tercera edad, a nombre de Fernando García Olivarría.

Nuestro querido “Brovia” ya tenía tiempo batallando con la burocracia; pero gracias a que siempre hay servidores públicos eficientes, ya tiene autorizado el uso exclusivo de su estacionamiento especial a la puerta de su casa.

Muchas gracias.


Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *