Refuerza EU restricciones; México deja vía libre 

CRITICA 

 

GASPAR NAVARRO 

 


 

En tanto que Estados Unidos anunció que seguirán las restricciones de ingreso terrestre a ese país y ahora hasta por vía aérea se exigirán pruebas anti Covid-19 a los viajeros, en México hay vía libre de ingreso al turismo extranjero por la vía aérea y terrestre, lo cual es incongruente en la lucha mundial contra la pandemia. 

Se anunció que el gobierno de Estados Unidos exigirá a partir del 26 de enero una prueba de la Covid-19 negativa a todos los pasajeros antes de volar al país, y permanecer en cuarentena siete días después del viaje. 

La orden es exigir pruebas del Coronavirus a todos los pasajeros que vuelen desde el extranjero, incluidos los estadounidenses que regresen a su país, y llega en un momento en el que preocupa la expansión de la nueva variante del virus registrada en el Reino Unido y de la que ya se han encontrado varios casos en Estados Unidos. 

 Actualmente, Estados Unidos prohíbe la entrada de viajeros de numerosos países, incluidos los de la Unión Europea, a menos que sean ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes o tengan alguna exención. 

Desde luego que Estados Unidos está en todo su derecho de proteger a sus ciudadanos de la pandemia de contagios externos, por ello en el caso específico de México se mantendrá cerrada la frontera hacia el vecino país del norte hasta el 21 de febrero, tal y como se han mantenido las restricciones desde marzo del 2020, pero para el lado mexicano los gringos y paisanos pasan como “Juan por su casa”, sin ninguna restricción o la más mínima inspección sanitaria poniendo en riesgo a los residentes de este país. 

Para nadie es un secreto que Estados Unidos arde en Coronavirus siendo el país más infectado del mundo, y que Arizona es considerada el epicentro de la pandemia con más de medio millón de casos positivos registrados y más de diez mil fallecidos por ese virus, razón por lo cual las restricciones a viajeros extranjeros deberían de ser también del lado mexicano porque la muerte la tenemos tocando nuestras puertas fronterizas de Sonora. 

La sumisión y el agachismo del gobierno federal con Estados Unidos es más que evidente no solo al aceptar reprimir a los migrantes centroamericanos para que desistan de viajar hacia el país norteamericano, sino en las medidas laxas para los viajeros gringos que ingresan a México, aunque dan palos de ciego en casos de alto impacto como la aceptación para recibir y dar asilo al fundador australiano de Wikileaks, Julián Assange de quien EU demanda extradición a los ingleses para refundirlo en prisión, y no menos impactante la declaración de regular la operación de la DEA en México, tras la polémica por la detención del general Cienfuegos. Pero en estos dos casos antes mencionados no dejan de ser pura baba de perico, o buscapiés para los gringos, porque ya vimos que Evo Morales solo duró un suspiro en el país, y en el caso de los espías, seguirán intocables. 

NO HAY LEY SECA PERO HABRA CERVEZA CALIENTE 

Hace días la Dirección de Alcoholes del gobierno estatal rechazó de manera inmediata el rumor de que por el Código Rojo se impondría la Ley Seca los fines de semana, pero aunque se rechazó la posible suspensión de bebidas alcohólicas en algunos municipios, ahora sorprende esa dependencia al solicitar a expendios y Oxxos y tiendas de autoservicio a vender solo cerveza caliente del 14 al 24 de este mes para combatir el alza de contagios de Coronavirus. 

Con las bajas temperaturas que se registran en la entidad, solo a un loco se le ocurriría tomar cerveza helada, pero ya en serio dicen que esa medida de Ley Caliente es porque en algunos municipios solicitaban aplicar la Ley Seca, como es el caso de Ures que suspendió la venta de alcohol en ese municipio los fines de semana, lo cual no será impedimento para trasladarla desde Hermosillo o de otros municipios cercanos. 

“Se les invita a vender la cerveza al tiempo”, dice el desplegado de la Dirección de Alcoholes, lo cual nos trajo el recuerdo de los tiempos del gobierno de Beltrones, cuando el entonces director de Alcoholes, el panista Hilario García Galindo, propuso que en expendios y tiendas se vendiera solo cerveza caliente para inhibir el consumo, siendo rechazada esa medida por ser una locura que se aplicara en una entidad de clima caluroso extremo, y reconocida por su gusto por esas bebidas espirituosas. 

Y antes en este mismo gobierno estatal se había solicitado a que en la venta de cerveza no se ofreciera hielo en la compra de esas bebidas, pero eso no limitó la demanda del líquido ambarino. 

De acuerdo con el documento de la Dirección de Alcoholes que dirige Zaira Fernández, al vender solo cerveza caliente se contribuiría al no consumo inmediato, por lo que se evitarían el aforo o acumulación de personas que acuden a diferentes comercios a comprar la bebida, como si la cerveza se tomara de manera inmediata en el lugar de la compra o que no pudieran comprar el clásico bolsón de hielo. 

Esa medida de vender solo cerveza caliente, solo servirá para el anecdotario de cosas chuscas que se registran en este pueblo grandote, y que no impedirá que siga el chupe, como sucedió cuando hubo Ley Seca de cheve unos meses al parar la producción las cerveceras el año pasado al suspender actividades las industrias no esenciales por la pandemia, pero nadie dejó de tomar las bebidas ambarinas porque aparecían en algunos expendios, ventas en línea y en el “mercado negro” por arte de magia. Salucita compadre. 

RECURRE AL AMPARO RESTAURANT CONTRA CIERRE 

En Hermosillo el restaurant  “Holy Cow Beer & Joint”, ubicado en bulevar Eusebio Kino, se rebeló contra la orden de restricción de horarios y de clientes y del cierre ordenado por el Consejo Estatal de Salud, al solicitar y ganar un amparo a la justicia federal contra esa orden de suspender actividades. 

Si bien su dueño no salió llorando en un video en redes sociales como el propietario de un Chiltepinos capitalino, la decisión de ampararse del exclusivo Holy Cow es para evitar que al igual que el resto de los restaurantes sigan teniendo pérdidas económicas y afectar a sus empleados y a sus familias, porque con la pandemia han cerrado unos 15 mil negocios de comida en la entidad. 

La suspensión provisional concedida por el Juez Decimoprimero de Distrito en el Estado de Sonora es para el efecto de que las autoridades se abstengan de llevar a cabo cualquier orden de limitar, clausurar, bloquear, suspender, o impedir la operación del restaurante Holy Cow, ubicado en Hermosillo. 

De acuerdo con Manuel Lira Valenzuela, vicepresidente de la Canirac en Sonora, las restricciones de horario ante el repunte de casos de Covid-19 en Hermosillo, al igual que el resto del Estado, han impactado de gran forma a la industria restaurantera, la cual pierde más de 400 millones de pesos mensualmente. 

El amparo concedido al Holy Cow deja un precedente legal, y marca el camino para el resto de restaurantes para evitar su cierre “en tiempos de cólera”, pero con la salud no se juega, y esos negocios pondrían en riesgo de contagio a sus comensales, a menos que funcionen con estrictos protocolos sanitarios, y con aforo limitado de comensales lo cual estaría en chino porque tampoco sería negocio. 

En la Ciudad de México los dueños de restaurantes salieron a protestar a las calles por el cierre de sus negocios por la pandemia, y en Hermosillo ya tomaron las calles los peluqueros y dueñas de estéticas, como antes lo hicieron los dueños de los gimnasios los cuales gozan ahora de cabal salud económica con la apertura mientras otros negocios cierran. ([email protected]

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *