Aspirantes Unison rechazados no desisten; reclaman atención de las autoridades

Aspirantes que fueron rechazados en el Proceso de Admisión 2022 de la Universidad de Sonora entregaron un oficio en Palacio de Gobierno y en el Congreso del Estado, solicitando mayores recursos para atender la demanda académica en las instituciones de educación superior de la entidad.

Encabezados por integrantes del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora (Staus), del Frente por la Democratización de la Universidad de Sonora y el movimiento estudiantil “La Voz de los Estudiantes”, los aspirantes procedieron a realizar un nuevo plantón a las afueras de la oficina de Rectoría de la Unison, reclamando la atención de las autoridades universitarias.

“Este año la institución ha rechazado cerca de 8 mil aspirantes. Muchos de ellos no cuentan con ninguna otra opción para realizar sus estudios, lo cual lleva a que su derecho a recibir educación superior, consagrado en la Constitución de México, sea negado flagrantemente por una institución pública”, señaló Juan Díaz Hilton, secretario general del Staus.


(EXPRESO)
Celebró que las manifestaciones y plantones realizados por algunos de estos aspirantes se vieron reflejados en la apertura de más espacios, pero que no se puede hacer caso omiso al resto de los egresados de preparatoria que fueron rechazados.

Reiteró que esta problemática social se tiene que atacar desde distintos frentes, encabezados por las autoridades universitarias, de gobierno estatal y federal para garantizar la universalidad y gratuidad en la educación.

“Evidentemente la Universidad de Sonora tiene espacios y recursos finitos, pero de manera coordinada se puede atender a la totalidad de los jóvenes en conjunto con otras instituciones de educación superior. Como alma mater, tenemos que hacer un esfuerzo ejemplar para las demás casas de estudio en esta lucha de garantizar el derecho a la educación”.

“Estos muchachos buscan una superación, buscan construir un mejor futuro”, concluyó Díaz Hilton. “Para esto sabemos que no hay mejor herramienta que la educación, y nuestra disposición como institución pública debería de ser atender a todo aquel que toque nuestras puertas. Seguiremos en esta lucha que constriñe a un proceso de cambio de fondo en nuestra Universidad de Sonora”.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *