“Encuestitis”, la enfermedad del 2020


Por: Hiram Rodriguez L.

En este año preelectoral, los partidos deben posicionar el capricho de las cúpulas, con toda la intención de que la ciudadanía logre padecer sin darse cuenta, la enfermedad de Encuestitis.

 

Los síntomas inician en el seno del poder. Para bien o para mal del electorado, se elige a un posible virus, (candidato), que pueda ser portador de la aceptación de la ciudadanía, (alguien que conecte, un simbionte), mismo que cuente con lo necesario para infectar a la población de algo, con algún elemento que logre madurar el mal de la popularidad.

 

Pero la enfermedad inicia, cuando se publica una encuesta, porque es cuando podemos ver las reacciones y el comportamiento de los enterados.

 

La “Encuestitis C”, siempre es contundente. La “A” y la “B” suelen ser más moderadas. Pero siempre hay un factor que no cambia, y es la credibilidad de los datos, aun y estos puedan estar alejados de la realidad, si son creíbles y prenden las redes sociales, la enfermedad puede mantenerse, hasta que llegue la cura, que será algún suceso de la misma trascendencia.

 

En fin, el proceso de incubación se desarrolla en las redes sociales, en donde las encuestas siguen siendo una herramienta para los equipos gubernamentales, comités de campaña o políticos.

 

Hoy, las encuestas sirven para posicionar un cuadro político o “desposicionarlo”; sembrar duda en la mente de los posibles lectores o electores; despistar al enemigo, en el caso de aquellas de giro político y posicionamiento de figuras. Y muchas veces son un paliativo para los mismos integrantes de un comité de campaña, partido político o Gobierno. Por no decir que son para hacerse pendejos, (disculpe usted la expresión).

 

Bueno es mencionar, que las encuestas sin un equipo de redes, tienden a fracasar.

 

López Obrador, portador de “Encuestitis C”

La primera encuesta que sale en este 2020, es la de aceptación del presidente Andrés Manuel López Obrador, según Oraculus, quien realiza un concentrado de varias encuestas. De hecho, nos da el comparativo de presidentes anteriores en el mismo período del primer año de Gobierno, Vicente FoxFelipe CalderónEnrique Peña y Andrés Manuel López Obrador, resultados en los cual vemos claramente que el que tiene más aceptación de todos es el actual mandatario.

 

Este comparativo, suele ser un elemento irrefutable a la hora de darle a entender al infectado, (usuario), que ningún partido o personaje es mejor que el ganador.

 

Sin duda Andrés Manuel López Obrador, es el presidente más poderoso de la nueva historia desde el nacimiento de las redes sociales y el Internet, tiene un excelente manejo de redes sociales que le otorgan esa percepción a favor, y aun y cuando en temas como seguridad pública, donde México tiene quince de las cincuenta ciudades más peligrosas del mundo(incluyendo la primera, segunda, cuarta, quinta y sexta ciudad más violenta s del mundo), esta misma encuesta, encuentra la solución a la problemática, justificando a un año al presidente por dicho problema, ya que los antecesores fueron por así decirlo, poco menos que una basca al momento de arreglar la situación.

 

Así mismo el presidente no ha sido una chucha cuerera en la generación de empleo o los sistemas de salud, sino por el contrario.

 

En fin, ¡qué importa si tiene un alto nivel de aceptación!, área que ha sido manejada magistralmente, por ello, el diagnóstico es “Encuestitis C”.

 

La “Encuestitis B”, te tumba pero no te mata

Después viene el ejemplo de la “Encuestitis B”, misma que te trae atarantado hasta que te tumba, pero como no te mata, no te la crees del todo, aun y cuando los datos puedan ser reales.

 

Las encuestas de aprobación para Gobernadores, realizadas por Massive Caller son un ejemplo.

 

En estas encuestas pudimos ver durante todo 2019 a Claudia Pavovich, fluctuando del quinto al primer lugar durante los doce meses del año, en confianza y aceptación. De tal manera que la Gobernadora abre el 2020 con un 55.5% de aprobación de la población.

 

Ante el tema nacional de inseguridad pública, Sonora tiene a la ciudad “rankiada” número veinte de las más peligrosas del mundo en Cd. Obregón, municipio de Cajeme, gobernado por Morena, aunque dicho problema no inició desde que Morena gobierna. Cajeme tiene una serie de cruzas gubernamentales entre municipio, estado y país, que nos da como resultado el entender que no ha sido el color por lo que la ciudad es un lugar peligroso.

 

Gobernaba en el país Felipe Calderón del PAN, cuando Guillermo Padrés del PAN llegó a la gubernatura y en Cajeme, entra Manuel Barro del PAN, (tres panistas gobernando), cuando el problema de violencia se empieza a maximizar.

 

Entra Enrique Peña a la presidencia por el PRI, en la gubernatura sigue Padrés por el PAN y en la municipal Rogelio Díaz Brown del PRI, (un PRI, un PAN y un PRI), y Cajeme entra al top de las cincuenta ciudades más violentas del mundo.

 

Sigue Peña gobernando México por el PRI, entra Claudia Pavlovich a gobernar Sonora por el PRI, y Faustino Félix en la municipal por el PRI, (tres priístas gobernando), y Cajeme entra al top de las treinta más violentas del mundo.

 

Entra Andrés Manuel López Obrador por Morena, continúa gobernando en Sonora Claudia Pavlovich del PRI y en el municipio Sergio Pablo Mariscal de Morena(uno de Morena, una del PRI y otro de Morena), y Cajeme, sigue siendo la ciudad más violenta de Sonora, la número ocho de México y número veinte del mundo.

 

El día de mañana le presentamos la de candidatos a la gubernatura de Sonora, pero le adelantamos que es “Encuestitis A”.

 

“Si usted se da cuenta, según este recuento, el 2021 le toca a Morena gobernar el Estado y el municipio de Cajeme, siempre y cuando el comportamiento del electorado no rompa su cadena”.

 

Café entre Grillos

1. Trascendió que José Luis Lomelli, un ciudadano nogalense, puso en el Congreso del Estado una denuncia para la revocación de mandato del alcalde de extracción morenista, Jesús Pujol. La vida pública, a Pujol se le ha complicado al creer que puede hacer lo que quiera sin entender que el poder lo comparte con regidores de distintos partidos, y eso de meter en el puesto de síndico a su posible futura esposa, (y digo posible porque todo puede suceder), le ha traído muchos problemas, pero me imagino que el hombre prefiere los problemas afuera que adentro de la futura familia. En fin, Pujol, según José Luis Lomelli ha cometido actos de corrupción, entre ellos cohecho, comúnmente llamado soborno. Lo interesante va a ser, ver que dicen los diputados de Morena del tema.

 

Oremos por los infectados de Encuestitis

 

Síguenos en www.entregrillosychapulines.com

 

En honor a la verdad y por cumplimiento de la ley a cualquier actor político le otorgamos su réplica, misma que estipula el DECRETO por el que se expide la Ley Reglamentaria del artículo 6o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del Derecho de Réplica y reforma y adiciona el artículo 53 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.


--
Lic. Hiram Rodriguez L.
Director de Entre Grillos y Chapulines

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *