Hasta con policías cerrarán negocios en Sonora


 

Al cumplirse las 72 horas del decreto de emergencia sanitaria para evitar el aumento de casos del Coronavirus, lanzado el pasado miércoles 25 por la gobernadora Claudia Pavlovich, los negocios no esenciales que permanezcan abiertos al público en Sonora serán obligados a suspender sus labores hasta con el uso de la fuerza pública.

Así lo advirtió el titular de la Consejería Jurídica estatal Iván Jaimes Archundia, quien además señaló que los propietarios de las empresas no esenciales que violen el decreto de suspender labores podrían sufrir un arresto de 24 a 36 horas, por poner en riesgo la salud pública.

El funcionario estatal dijo que antes de hacer uso de la fuerza pública o de aplicar sanciones, diversas dependencias como el Coesprison, Secretaría de Salud y Secretaría del Trabajo, buscarán hacer conciencia a los dueños de las empresas no prioritarias para que suspendan sus labores y envíen a sus trabajadores para aplicar el distanciamiento social que promueve el programa “Quédate en Casa” para evitar más contagios del Covid-19 en la entidad.

Las medidas de cerrar negocios no prioritarios suenan drásticas pero son necesarias para evitar el crecimiento exponencial del Coronavirus en Sonora, pues la Secretaría de Salud en Sonora estima que dentro de dos meses habrá 30 muertos y más de seis mil enfermos por Covid-19, ya que no se cuenta con los medicamentos ni la infraestructura material ni humana para hacerle frente a esa pandemia en Sonora ni en el País ni el mundo, por lo que lo recomendable es evitar los contagios y su propagación.

La declaratoria de emergencia sanitaria por parte de la gobernadora es el siguiente paso para hacerle frente a la pandemia, ya que el 17 de marzo puso en marcha el programa “Quédate en Casa” el cual incluía en la fase de contingencia la suspensión de actividades laborales en cines, antros, gimnasios, casinos, restaurantes, además de prohibir eventos masivos como conciertos, deportes, etc. En la medida se incluye suspender la operación del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial en Sonora, teniendo solo servicios en línea.

En Sonora solo deberían de tener actividades las empresas esenciales, como tiendas de autoservicio, restaurantes con servicio de entrega, farmacias, hospitales, transporte público, etc., por lo que a partir de este sábado tendrán que cerrar las refaccionarias, ferreterías, negocios de aires acondicionados, mueblerías, tiendas de pintura, etc.

Aun no hay una lista oficial de los negocios obligados a cerrar sus puertas por tiempo indefinido, por lo que existe un desconocimiento de parte de los propietarios de empresas que se aferran a seguir activos pues dicen que si no trabajan no comen ni ellos ni sus empleados, además de desconocer quién los apoyará económicamente por el paro laboral, aunque la gobernadora Pavlovich ya anunció un Fondo de 500 millones de pesos para apoyar a los negocios y trabajadores afectados de la pequeña, micro y mediana empresa.

Si a los sonorenses se les hacen drásticas las medidas por parte del gobierno de Sonora que por cierto incluyen “toques de queda” en una veintena de municipios, en California se aplica el programa “Quédate en Casa” de manera rigurosa al sancionar a toda persona que no acate la cuarentena con una multa de mil dólares y seis meses de cárcel.

El gobernador de California, Gavin Newson, al igual que en otros estados de la Unión Americana (y en Europa) aplicó la medida draconiana de multas para el distanciamiento social y el cierre de negocios que no son esenciales, para buscar detener los casos de Coronavirus en los 40 millones de residentes, a quienes solo se les permite salir a comprar alimentos, medicinas o a hospitales.

La estrategia de la gobernadora Pavlovich para enfrentar la pandemia china, ya fue reconocida en una encuesta de Massive Caller colocándola en el primer lugar nacional por efectividad, mientras que el gobierno federal a través del subsecretario de Promoción a la Salud Hugo López-Gatell Ramírez, reconoció que las decisiones de contención de la pandemia de Coronavirus que ha tomado la gobernadora de Sonora son virtud y no defecto.

El Vocero oficial para el programa nacional contra el Covid-19, dijo que la gobernadora Pavlovich tiene libertad de acción, y que el hecho de que sea pro activa y tome decisiones en el Estado a favor de la salud de sus habitantes, es algo positivo, pues avanza a favor de la estrategia nacional de salud.

 “Nosotros como autoridad sanitaria quisiéramos impedir la movilidad ciudadana evitar los contagios, no podemos hacerlo por la enorme desigualdad que prevalece en el país, pero cada región y estado puede adaptar la estrategia y tomar las decisiones del caso”, dijo el funcionario federal. ([email protected])


Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *