La propuesta de CMIC en la obra pública



La creación de infraestructura para el desarrollo (que también es parte de la obra pública) y la consolidación de las instituciones, han sido los principales detonantes de las grandes naciones en el mundo.

En Estados Unidos, por ejemplo, durante los cuatro mandatos que encabezó el presidente Franklin Delano Roosevelt, se hicieron grandes construcciones que consolidaron la conectividad terrestre, aérea y marítima; además de crearse y mejorarse el servicio que brindan las instituciones del gobierno.

Carreteras por todos, vías del ferrocarril, líneas para el telégrafo, puentes, aeropuertos, puertos marítimos, hospitales, escuelas públicas y muchos logros más en los años 20’s, 30’s y 40’s del siglo pasado; impulsó el gobierno gringo y alentó a inversionistas privados para convertirse en la gran potencia que es actualmente.

En México, salvo el mandato de 34 años de Porfirio Díaz en el cual se construyeron alrededor de 20 mil kilómetros de vías para el ferrocarril -a finales del Siglo XIX y principio del Siglo XX-, no ha habido otro Presidente de la República al que le alcance su sexenio para haber pasado a la historia como un gran promotor de inversiones o creador de instituciones.

Cierto que con el paso del tiempo, cada titular del Ejecutivo ha hecho alguna obra, acción o creado algún organismo que lo pudiera inmortalizar en la historia.

Tal es el caso de Benito Juárez, quien aparte de las Leyes de Reforma, creó en 1859 el Registro Civil; con lo cual se formalizaban los matrimonios, nacimientos y todos los trámites que actualmente nos dan legalidad y representación jurídica.

Minimizando así, los testimonios que desde aquel entonces brindaba de manera oficial la Iglesia Católica que detentaba un gran poder.

Más adelante, en 1913, el presidente Venustiano Carranza fundó el Ejército Mexicano.

Plutarco Elías Calles, por su parte -en 1925-, creó el Banco de México.

Y así sucesivamente, cada Mandatario le hizo una aportación a la institucionalidad nacional; ya que hubo obras y acciones que distinguieron sus respectivos sexenios.

Igualmente ha pasado con los Gobernadores de los estados.

En Sonora, por ejemplo, el Gobernador al que se le acreditan el mayor número de obras para el desarrollo y la creación de instituciones, es a Samuel Ocaña García -que gobernó de 1979 a 1985-.

Algunas de ellas son la remodelación de hospitales, construcción de escuelas y complejos deportivos que se construyeron por todo el estado, entre los que se incluye el Centro de Usos Múltiples (CUM) de Hermosillo.

Y en cuanto a instituciones creadas, podríamos mencionar al Cesues (hoy UES), el Centro Ecológico, el Crédito Educativo, el Colegio de Sonora y muchos más.

Después de la administración de Ocaña García, tal parece que cada Gobernador se enfocó a hacer su propia obra emblemática para ser recordado por las presentes y futuras generaciones.

Pero, al menos por este día, no voy a abundar en esos ejemplos.

Ahora con la asunción de Alfonso Durazo Montaño como Gobernador de la entidad, los sonorenses tienen la esperanza de que se hagan obras realmente necesarias.

Igualmente piensan los constructores aglutinados a la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) que preside en el estado Alfonso Reina Villegas, quien la mañana de este miércoles estuvo en un encuentro con los periodistas de la Mesa Cancún que dirige el empresario Carlos Rodríguez Pérez.

Manifestó que en los encuentros que ha tenido con Durazo Montaño, ha quedado clara su intención de mejorar la infraestructura que ya se tiene y crear la que se ocupa en Sonora para un mejor desarrollo en todas sus regiones.

Subrayó que los alrededor de 400 afiliados a su cámara, tienen la suficiente capacidad para construir un mayor porcentaje de la infraestructura que mandan hacer los gobiernos municipales de los 72 Ayuntamientos, del estatal y del federal.

Luego de estimar que el 95% de sus agremiados son Mipymes, reiteró su capacidad y profesionalismo, pues se han mantenido en un 64% en la construcción de la obra pública contratada por los tres niveles de gobierno.

El problema que tenemos como empresarios, reveló, es que siempre estamos expuestos a que en los concursos y licitaciones de obras públicas, vengan constructoras de otros estados e incluso del extranjero a ganarnos los contratos.

Sobre las expectativas de inversión del Gobierno del Estado, Reina Villegas recordó que en su momento, el gobernador Durazo Montaño les dijo a los constructores que espera inyectar por lo menos el 10% del presupuesto estatal; lo cual oscilaría en alrededor de 7 mil millones de pesos anuales.

Aunque para el siguiente año, estimó, esperamos que se inviertan al menos 3 mil millones de pesos; luego de la catastrófica crisis que se ha vivido y el recorte presupuestal que obligó a que en el 2020 el Gobierno del Estado invirtiera solamente alrededor de 1 mil millones de pesos (sin incluir el Hospital de Especialidades que se acaba de inaugurar).

Uno de los comentarios que llamó la atención a este reportero, es cuando Alfonso Reina mencionó que propondría la creación de obras transexenales que en otros tiempos se han mencionado.

Entre ellas la modernización del Puerto de Guaymas-Empalme, el retiro de las vías del tren del centro de Nogales y la terminación del Home Port de Puerto Peñasco.

Sería muy importante al menos -esto me lo dicta mi sentido común de ciudadano y/o reportero-, que la CMIC propusiera obras más urgentes y necesarias. Como es el caso de la rehabilitación de las escuelas que fueron vandalzadas por los malandros durante la pandemia.

O enfocarse en el recarpeteo de nuestras calles con materiales de calidad; ya que los utilizados por sus propios afiliados, han sido muy chafas y baratos.

Materiales que ni siquiera utilizan los constructores de la Ciudad de México, ya que allá llueve todos los días y no se sufre con tanto maldito bache como lo sufrimos nosotros.

Entre muchas otras peripecias relacionadas a la obra pública.

Que tengan muy buen día.

 

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *