Necesaria visita.

En medio de polémicas el mandatario de México Andrés Manuel López Obrador ha confirmado la visita a Estados Unidos en lo que será su primer viaje al extranjero por el inicio del T-Mec, y nos guste o no el contexto en el que se da este encuentro, hay temas que se deben atender como país y este es uno de ellos.

El Tratado de Libre Comercio entre México Estados Unidos y Canadá es un motivo justificable y más que eso dado el contexto nacional; ya el manejo que le den los otros países participantes es de cada cual y aunque es verdad que en política no hay casualidades, también hay causalidades.

Indudable por supuesto que Trump oficiosamente haya preparado este programa justo ahora y que se preste para sus intereses muy particulares en estos momentos de elección allá en EU y curiosamente siendo el presidente de México un Presidente de izquierda.

Pero en su investidura el Presidente López Obrador tiene causales y razones para aprovechar este viaje más allá del acto protocolario o la tradición de una política exterior, o de servir a los intereses de su homólogo.

El país no está para perder el tiempo sino todo lo contrario, tiempo es lo que se está agotando para definir el modo de reactivar nuestra economía. Ante el principal socio comercial y vecino por supuesto hay una historia de dependencia mutua.

Además el Presidente Andrés Manuel López Obrador no tiene mucho margen de maniobra sean cual sean las segundas intenciones de su homólogo Donald Trump.

En medio de la pandemia Covid-19 y sus consecuencias en el sector salud, económico y social, la política tendrá que esperar un poco para los mexicanos.

Ahí está la Cámara de Comercio de Estados Unidos que ante la confirmación del Presidente de México a la reunión en Washington mandó un mensaje de certidumbre. Eso en estos momentos es y debe ser la prioridad para nuestro gobierno.

Hace justo dos años el T-Mec estaba en serio riesgo de no concretarse y las negociaciones atoradas entre amenazas, aranceles, impuestos del país norteamericano a compañías instaladas en México, bloqueo de productos, etc. que pegan principalmente a la industria automotriz y al campo.

Año y medio después, en noviembre México estaba por fin firmando el acuerdo y fue hasta enero de este año que el Senado de EU lo aprobó y pasó a firma del mandatario Donald Trump; pero le otro socio Canadá, lo estaba ratificando en marzo previo a la suspensión de las sesiones por los efectos del Coronavirus.

Cuarto para las doce a horas de que el T-Mec entre en vigor el miércoles 1ro de julio -y sin hacer ruido, lo cual enciende focos de alerta-, este lunes el senado aprobó en sesión extraordinaria las leyes y reformas que nuestro país pactó con EU como condición para la firma del acuerdo, y la Cámara de Diputados haría lo propio el martes. A vapor como siempre.

Se comprometieron reformas y la creación de nuevas leyes para su operación como la nueva Ley de Propiedad Industrial; la nueva Ley de Infraestructura de Calidad; reformas a la Ley Federal de Derecho de Autor; a la Ley de Impuestos Generales de Importación y Exportación, etc...

Es muy delicado que no se haya conocido el debate de estas letras chicas que terminan siendo las más grandes, ni dadas a conocer aún con transparencia, a ver con qué nos encontramos cuando todo salga a la luz, entonces sabremos lo que realmente le costó a nuestro país el nuevo T-Mec.

Es decir no ha sido un camino fácil encontrar ventajas y superar desventajas para los tres países. Se tuvo que poner a prueba entre los negociadores, la capacidad de imaginar soluciones, como lo relata Jesús Seade el representante de México en una entrevista.

Y esta versión actualizada del Tratado de Libre Comercio es lo que ahora tenemos para retomar el rumbo como país en términos de inversión, puestos de trabajo y recuperación.

Son relaciones económicas y no con cualquiera, con el mercado más fuerte del mundo y el principal socio históricamente hablando, aunque también la negociación haya costado ceder y no poco.

La cantidad de inversión e ingresos que estas relaciones comerciales representan para México son por todos conocidas, el Producto Interno Bruto es directamente impactado por el comercio internacional año con año, especialmente con EU.

A decir del gobierno con las nuevas reglas la región tendrá un flujo de bienes por 1.2 billones de dólares al año, que es importante asentarlo para el momento de sacar cuentas a ver cuánto de eso beneficia a nuestro país, porque hay que decirlo una cosa es la firma del acuerdo, otra de la ley de implementación y otra lo que de ello resulte.

De lo positivo según especialistas son una serie de cláusulas en las que se establece la participación de los tres países en diferentes grados para equilibrar mejor los beneficios del tratado trinacional.

Y sobre todo: un acuerdo es mucho mejor que sin acuerdo, recordemos que el presidente Turmp amenazó con eliminarlo por completo, aunque preocupan las implicaciones de las reformas que México fue obligado a hacer a su marco legal.

El T-Mec forzará a que México modernice tanto su economía como su fuerza de trabajo e instituciones de manera paulatina de aquí a 10 años y es primordial tomar en cuenta que el Presidente López Obrador realizará este primer viaje al extranjero en medio de la incertidumbre que predomina por la crisis económica.

Una crisis agudizada por la pandemia; en medio de un débil sistema partidista; en medio de un número cada vez mayor de frentes abiertos por la división política e ideológica en el país; en medio de una crisis nacional.

¿Qué es inoportuno que el Presidente Andrés Manuel visite EU en medio de un proceso electoral? Quizás, pero es oportuno que México institucionalmente esté presente y mantenga las relaciones que en el país se necesitan para retomar el rumbo y las haga valer. Hay asuntos que invariablemente se deben atender y este es uno de ellos.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico [email protected]; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *