¡Buen viaje!

El Serrucho 

Por Víctor Mendoza Lambert 

 


Próximo miércoles y jueves 8 y 9 de julio, el Presidente López Obrador estará en la ciudad de Washington, acude a un llamado de Donald Trump, el tema o pretexto según algunos analistas es el inicio del T-MEC, tratado que apenas inició el pasado 1 de julio.

Por supuesto que dicho viaje ha generado muchos comentarios, la gran mayoría de extrañamiento, pues como todos sabemos a López Obrador no le gusta viajar fuera del país, de hecho después de 19 meses de gobierno, se convertirá en su primera salida fuera de territorio mexicano.

Si vemos esta visita desde el punto de vista diplomático, se puede decir que es un gran paso, lo primero fue haber logrado ese acuerdo de libre comercio con Canadá y los Estados Unidos y lo segundo que el presidente de México lo ratifique con el mandatario norteamericano.

A todo esto no se le ve ningún problema, por el contrario, el problema es que ese acuerdo nada tiene que ver con lo que fue el TLC, pero de lo perdido lo que aparezca. 

No se trata de cuestionar o crucificar al gobierno actual, quien estuviéra al mando sería el mismo caso, el que cambió las reglas y las puso a su gusto fue Donald Trump.

Ahora se trata de aprovechar lo que ya se logró, y eso lo puede hacer la diplomacia, es por ello que este viaje sí tiene mucha importancia y a pesar de ser cuestionado severamente debemos de entender que nunca ha sido diferente.

Mr. Trump está llevando agua a su molino y está mostrando su poder, esa parte es algo natural ejercido por el más poderoso, lo que México tendrá que aprovechar es recuperar buena parte de ese comercio trilateral que deja muchos beneficios a nuestro país y sobre todo deja millones de empleos, que hoy día soy muy necesarios.

Me extraña que muchos de los que generamos opinión  y veníamos criticando al Presidente de no atreverse a salir del país y buscar nuevos socios comerciales o beneficios para México, ahora que lo hace tampoco les gusta a muchos.

Ya veremos qué sucede el próximo miércoles y jueves, si López Obrador quiere ir en vuelo comercial, pues muy su gusto, ya sabemos como es y esa parte no debe preocuparnos, para él representa austeridad y simplemente ser diferente, para otros, para sus críticos representa pérdida de tiempo y de oportunidades, pero en fin, el tema central serán los acuerdos que se den en la reunión. 

Seguramente y como han sido los temas internacionales, el señor Marcelo Ebrard canciller mexicano será quien lleve la batuta, ademas es quien habla inglés en el grupo, Trump y López solo posaran para la foto, el gringo la presumirá y mostrara su poder ante su pueblo y enviará el mensaje de quien manda para ver si eso le lleva algunos votos, a López le servirá esa foto para mandar su mensaje de que sí está trabajando en el renglón económico y con esa foto podrá decirnos a los mexicanos que México va bien, va muy bien. 

Tampoco debemos esperar nada extraordinario, salvo que algunos incidentes o detalles se lleven la información en la gira, por lo pronto debemos entender algo, lo que de esto se desperenda es un buen paso para México, recordemos qué en esto de la política y los negocios hoy día no se gana todo, pero lo que se gane, es muy bueno.

Así qué ¡Buen viaje Presidente! 

 

De ida

Sí Donald Trump piensa que una visita del Presidente mexicano a la ciudad de Washington le puede hacer la diferencia entre ganar y perder su reelección el próximo noviembre está muy equivocado. Sí piensa eso, entonces entenderemos que el mandatario estadounidense está desesperado y haría cualquier cosa por ganar algunos votos.

Lo único que podrá suceder es que el voto de los mexicanos con “papeles” en los Estados Unidos lo piensen nuevamente, pero las expectativas de conseguir esos votos son muy lejanas, debemos de recordar que Trump ha sido agresivo y grosero con todos los hispanos y eso, eso no se olvida.

 

De vuelta 

Y regresando a tierras mexicanas, quien ya no ve lo duro sino lo tupido es el Dr. López-Gatell, sus números no han sido lo más acertado y sus comentarios están siendo muy cuestionados.

Se ha convertido en ese especialista del que muchos se burlan y lo ven como un merolico oficioso, de esos que sólo intentan salvar la imagen pública de un gobierno y no la vida de un mexicano.

Seguramente qué López Obrador se debe de estar dando cuenta del tema y buscará relevo para tratar de ser convincente, pero de algo podemos estar seguros, la carga negativa de todo lo que sucede en México al rededor del covit-19 ahora es del Dr. Gatell, de no ser así, todo esos comentarios y críticas estarían dirigidos al Presidente, así que después de todo, lo que hace el vocero oficial no está mal, pues le da resultados a su jefe.

 

Aserrín

Estamos llegando a los cuatro meses de la pandemia que ha puesto en jaque al mundo entero, cuatro meses donde millones de mexicanos han quedado desempleados, cuatro meses en donde millones de familias están confinadas en sus casas y qué se está convirtiendo en un problema social de grandes proporciones.

La pregunta que muchos nos hacemos es... ¿cuanto falta? por lo que se aprecia, aún queda mucho camino por conocer, pero de algo podemos estar seguros, cuando regresemos a la normalidad, seremos diferentes, sí, diferentes para bien.

 

Victor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

Correo: [email protected]

Twitter: @VictorMendozaL 

Facebook: Victor Mendoza Lambert 

WhatsApp: 6624335077 

 

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *