Agenda contra la corrupción: desde el ‘toalla gate’ hasta César Duarte

Diálogo

David Figueroa O.

La agenda del combate a la corrupción se va robusteciendo en México gracias al fuerte activismo de organizaciones civiles e investigaciones independientes; del ‘toalla gate’ a la detención de César Duarte ha sido todo un camino, pero falta la mayor parte: trascender a las investigaciones y la exposición pública como herramientas político-electoral.

En esta agenda del siglo XXI el objetivo debe ser la reparación del daño sin excepciones y la lección de que quien se enriquece o utiliza el poder para sus propios intereses en contra de sus enemigos y a favor de sus amigos pagará las consecuencias.

Pese a todos los males que aquejan al país, derivados en su gran mayoría del alto nivel de impunidad sin importar niveles ni sectores, hay un importante avance en el acceso a la información y la libertad que las redes sociales ofrecen, resultado de ello es que hoy es más difícil ocultar historias de corrupción hasta en los más altos niveles.

La transparencia debe convertirse en algo ordinario, en una costumbre diaria y no en algo extraordinario.

La detención esta última semana del ex gobernador de Chihuahua César Duarte en Estados Unidos ha ocupado gran parte de los titulares y opiniones, pero a este caso le anteceden por ejemplo los del hijo de Manuel Bartlett; Genaro García Luna; Emilio Lozoya; Javier Duarte, etcétera.

Investigaciones por corrupción contra funcionarios ya no es sorpresa, pero ha llevado su tiempo desde la creación de la Ley de Acceso a la Información en México publicada aquél 11 de junio de 2002, y que enfrentó un sin número de dificultades y dilemas al plantearse por primera vez.

Sin embargo, la justicia viene atrás mucho más lenta, la lucha contra la corrupción es cuesta arriba en México. No está fácil sortear grandes redes de amigos, socios, negocios y beneficios para llegar a la verdad ante un juez.

César Duarte acaba de ser detenido, pero ya había sido exonerado de los delitos de peculado y enriquecimiento ilícito anteriormente cuando la extinta PGR atrajo la

investigación; pero el Gobernador Corral por la vía de amparos consiguió reponer el proceso al demostrar que Chihuahua no fue tomado en cuenta por la federación en su carácter de víctima.

En el caso de otro exgobernador, Javier Duarte de Veracruz, también hay un proceso de revisión por posibles anomalías en la sentencia de 9 años dictada por los delitos de enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, lavado de dinero, incumplimiento del deber legal y peculado. ¡Imagínese usted! Gracias a una negociación de sus abogados con la PGR para aceptar la culpabilidad y ajustarse a un proceso abreviado en el juicio.

Pero una vez más en un hecho inédito en casos contra la corrupción en México, la organización civil Tojil obtuvo un amparo de un juez federal tras ser reconocidos como víctima, para acceder y participar en la indagatoria de la denuncia penal interpuesta por ellos mismos contra funcionarios de la PGR que concretaron esta negociación de la condena reducida al exgobernador.

Luego el famoso tema de los 20 ventiladores comprados a sobre precio de 31 millones de pesos por el IMSS al hijo de Manuel Barlett, también sacado a la luz por investigaciones externas al gobierno. Pues resulta que atadas de manos las autoridades no tuvieron más que proceder y finalmente la Función Pública reconoció que dichos equipos no justificaban la compra ni el precio pues eran equipos viejos, en mal estado y 11 de ellos inservibles.

…Y ahí vamos, nos podemos seguir de largo y es el cuento de nunca acabar. Un paso adelante dos atrás; pero lo importante es no perder el enfoque: es una lucha cuesta arriba que llevará mucho tiempo, pero se puede. En 18 años desde la creación de la primera ley de Acceso a la Información es otro el contexto y panorama.

Mexicanos contra la Corrupción, Tojil y Madres Buscadoras de Sonora son solamente ejemplos de cómo el mismo ciudadano puede colocar a las autoridades en la palestra sin opción para evadir su responsabilidad de justicia, evidenciando además su falta de voluntad para cumplir con su mandato.

.

El ciudadano está cansado de que con un brazo se juzguen hechos del pasado y con el otro se abra libre paso a hechos del presente en todos los niveles. Porque así es y así ha sido. La corrupción no debe ya tener, espacio en la vida pública de México.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico [email protected]; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *