Un fiasco lucha anticorrupción

Primero que nada, debemos dar totalmente la razón al dirigente estatal del PAN, David Secundino Galván, cuando se lamenta de los criterios políticos con que se maneja el sistema de procuración, administración e impartición de justicia en México.

Porque sin lugar a dudas, esos criterios de orden político abrieron la puerta para que la Procuraduría General de la República se desistiera de las imputaciones y Guillermo Padrés Dagnino fuera liberado del Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Cuautla, Morelos.

Valió sorbete una causa sólida por los cuatro costados en contra del pendenciero junior, a pesar de su comprobada complicidad con su padre y sus tíos paternos y maternos, en la compleja operación de lavado de dinero, operaciones financieras ilícitas, delincuencia organizada, así como beneficiario directo y participante del peculado en contra del programa de Uniformes escolares, entre otras corruptelas a lo largo del sexenio del odio.

Ante el altero así de pruebas, es obvia una concertación extrajudicial de orden político detrás de la liberación de ese sujeto y es por eso que Galván tiene razón al despotricar en contra del sistema jurídico penal de este país, aunque con ello se refiera a que su encarcelamiento fue por motivos políticos, tal como lo afirma el vocero de la familia del crimen, el periodista Ciro Gómez Leyva.

David Secundino Galván

Pero si nos vamos a la documentada indagatoria que derivó en las órdenes de aprehensión en su contra y en contra de su mentor, resulta insostenible alegar persecución política, al constatarse la serie de operaciones financieras en el extranjero, depósitos, creación de empresas de papel, traslado de millonarias sumas del sistema financiero gringo al mexicano, así como dispersión de casi 200 millones de pesos a cuentas, entre ellas el depósito más cuantioso a la de Padrés Dagnino.

Hay quienes argumentan la inocencia del junior porque simplemente no pudo negarse a la autoridad de su mafioso padre y que simplemente fue víctima de su perversidad al ser involucrado en delitos en contra de su voluntad, lo cual constituye una soberana jalada, ya que además de ser adulto imputable, se supone que es un abogado egresado de la carrera de Derecho.

Reconocemos andar encabronados y frustrados por el desistimiento de la PGR y la liberación de un miembro importante de la banda padrecista y más indignante aún el ambiente de fiesta que se vive en exclusivos círculos del panismo regional, tal que como se manifestó en reunión llevada a cabo este miércoles en la guarida estatal del CDE de Acción Nacional, para propinar así un fuerte y traicionero golpe a la decencia del pueblo de Sonora.

Luego de la sospechosa actuación de la fiscalía federal, la mayor inquietud ciudadana es que esos mismos criterios se apliquen en el caso de Guillermo Padrés padre y acabe gozando de cabal libertad, en el marco de negociaciones con miras al ya encima proceso electoral y a las soluciones que negocian el PRI-Los Pinos y el PAN, por los conflictos postelectorales en el Estado de México y Coahuila.

Claudia Pavlovich

A la luz de lo ocurrido, luce fallido el esfuerzo por construir en México el Sistema Nacional Anticorrupción, que como bien se sabe Sonora abrió brecha impulsado por le gobernadora Claudia Pavlovich, tomando como base el atascadero que le heredó la corrupta e incompetente administración del PAN-Gobierno de Padrés y que cobró impulso por experiencias similares en otros Estados y así dar carácter nacional a esa propuesta.

Hemos sido testigos del laborioso trabajo en la legislatura local del diputado David Palafox y de la entusiasta participación ciudadana para construir el Sistema Estatal Anticorrupción, así como del esforzado trabajo de la fiscalía Anticorrupción de Sonora a cargo de Odracir Espinoza, pero ante las componendas tan tradicionales como esa que liberó a Padrés Dagnino, todo queda en la inocuidad y en un fiasco, no faltando quienes digan que ni caso tiene todo lo realizado.

El desánimo social, la incredulidad y la consolidación de la nociva percepción de que “no pasa nada”, acabará de permear en la ya de por sí desengañada sociedad mexicana y sonorense en particular, porque ninguna estructura jurídica, por más quisquillosa y estricta que sea para prevenir y combatir la corrupción oficial, tendrá buenos resultados si a fin de cuentas la política se impone.

David Palafox

Así las cosas, excelente y alentador el mensaje para segmentos del sector público de este país proclives al manoteo de presupuestos, porque es cuestión de que tengan cierto nivel político, del partido que sea, para negociar beneficios a través de una acomodaticia PGR, en complicidad con jueces venales.

Pero obviamente todo lo anterior no limita a la nomenclatura del PAN de Sonora, para que festeje en todo lo alto ese auto de libertad para uno de los suyos y si bien con gesto mustio, también participó Javier Gándara Magaña, quien de plano no tiene calidad moral ni política para contentarse públicamente por ese hecho, así como muchos más presentes en el evento donde se le tiró con una galletita a Francisco García Gámez, ahora secretario de vinculación del CDE.

Y peor tantito con Gándara Magaña al cuestionar el estado de la mancha urbana de Hermosillo, tomando en cuenta el atascadero que le heredaron él y Alejandro López Caballero al alcalde Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez.

El chiste se cuenta solo y en lo que respecta al jefe de la mafia asilado en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, habrá que ver de qué tamaño sería la negociación política para que puedan festejar su libertad, porque mucha voluntad deberán poner los de la PGR y jueces, para que haya desistimiento de actos que costaron al erario de Sonora al menos 312 millones de pesos, sólo en el caso del programa de Uniformes Escolares.

Javier Gándara

En fin, los del PAN mejor deberían ser cautos y prudentes o sea tener poquita vergüenza y no exhibir con tanto descaro sus impudicias.

Por lo demás, mientras los del PAN-Sonora festejan libertad a delincuente, la representación del PRI de este Estado anda desperdigada por las diversas sedes de su asamblea nacional, en mesas de trabajo instaladas en Mazatlán, Toluca, Guadalajara, Saltillo y Campeche, todos encabezados por el dirigente estatal, Gilberto Gutiérrez Sánchez.

Con mucho, la mesa que generó mayor expectación fue la de Estatutos en Campeche, en donde se concentraron los verdaderos cuellos 20 para definir sobre la existencia o no de candados para la definición de candidaturas, particularmente la presidencial y de acuerdo a reportes de último momento, todo indica que van ganando los aperturos, lo cual para algunos que dicen que saben de esto, significa que enfila a José Antonio Meade para la grande.

Pues sabe si así ocurra en un punto recurrente de debate en distintas asambleas nacionales de ese partido, en donde por lo regular se han impuesto los llamados usos y costumbres y se han mantenido requisitos mínimos de militancia y condiciones para poder aspirar a candidaturas.

El caso más sonado es el del ya citado Gándara Magaña, quien como priista integró un trabuco jurídico que tinto en sangre no pudo abrir los candados allá por el 2002 y ese fue el factor para que no pudiera ser el candidato del PRI a la gubernatura en el 2003 y decepcionado decidiera irse al PAN.

Gilberto Gutiérrez S.

No sobra decir que su arrogancia de no asumir al menos por unos días la regiduría que le correspondía luego de ser derrotado por Francisco Búrquez en la elección del 2000, lo dejó en la indefensión, ya que con sólo haber desempeñado un puesto de elección popular, pudo al menos disputar la candidatura a Eduardo Bours, Guillermo Hopkins, Alfonso Molina y a Héctor Cáñez.

Pues en esas andan los del PRI afinando la superestructura de su partido en temas como la rendición de cuentas, programa de acción, visión de futuro, declaración de principios y estatutos, en las cuales participan al menos 50 delegados acreditados, buena parte de ellos con responsabilidades en la estructura del gobierno estatal, en municipios y la Federación, pero que hicieron las previsiones correspondientes, para tomar sus vacaciones de verano en estos días para evitar conflictos laborales.

Un tema que gravita en todas las mesas y que deberá concretarse en los reformados estatutos, es la propuesta ya vigente en Sonora respecto a la equidad 50-50 de candidaturas para hombres y mujeres, tema que abandera también la delegación sonorense.

Comentarios

Comenta ésta nota

Su correo no será publicado, son obligatorios los campos marcados con: *